Aragón

El adelanto electoral no afectará al contrato millonario para sustituir los 'tamagotchi'

Renfe convocará en abril, en plena campaña de las generales, el concurso para comprar 43 trenes híbridos.

Un 'tamagotchi', averiado en la estación de Teruel, el pasado mes de noviembre.
Jorge Escudero

Ni el adelanto electoral ni la prórroga presupuestaria supondrán un impedimento para que Renfe siga adelante con el contrato millonario para sustituir los trenes ‘tamagotchi’ que prestan servicio en Aragón. Fuentes oficiales confirmaron este miércoles que la licitación de los 43 trenes híbridos previstos para renovar la flota de regionales se mantendrá para el mes de abril, por lo que la convocatoria se haría en plena campaña de las generales del 28-A.

El hecho de que Renfe tenga entidad jurídica propia como empresa le salva del parón de las inversiones que implica la prórroga presupuestaria, al igual que en el caso de Aena o del Administrador de Infraestructuras Ferroviaria (ADIF), de modo que podrá adquirir los trenes mientras se bloquea cualquier licitación en infraestructuras de comunicación o embalses por parte de los ministerios.

Esto también salva la inversión comprometida para renovar la línea ferroviaria entre Zaragoza, Teruel y Valencia y la ampliación de las instalaciones del aeropuerto de la capital aragonesa, impulsadas por ADIF y Aena. Ambas actuaciones son estratégicas para la competitividad de Aragón y en su mayor parte ya están licitadas, por lo que se salvarán de cualquier hipotético parón que pudiera decidir un nuevo inquilino de la Moncloa.

La compañía Renfe justifica su decisión de seguir adelante con los concursos en la necesidad de modernizar los trenes de Media Distancia, en los que no se invierte desde la convocatoria de 2006 de convoyes diésel y eléctricos. Las últimas unidades se entregaron en 2011, se incorporaron también a los servicios de Cercanías y supusieron un desembolso de 2.000 millones de euros. Con el PP, las compras se centralizaron en los trenes de alta velocidad, como lamentó el presidente de Renfe, Iasías Táboas, en su reciente visita a Zaragoza.

Primera licitación de trenes

La operadora ha decidido trocear ahora el ‘megacontrato’, uno de los pilares de su plan estratégico para encarar la irrupción de la competencia en el mercado de viajeros a partir de finales de 2020. La primera de las cinco licitaciones previstas salió publicada el lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), centrada en la adquisición de 37 trenes de ancho métrico y alpinos por un importe de 398 millones más IVA.

Renfe apunta que, en total, destinará cerca de 3.000 millones a renovar el material rodante de Cercanías y Media Distancia, aunque se reservaron detallar hasta su licitación en abril el importe de los 43 trenes híbridos que permitirán retirar de Aragón los ocho ‘tamagotchis’ que siguen en servicio en las líneas de Canfranc y de Teruel.

Con el calendario en la mano y la presumible atomización del Parlamento, la actual dirección de Renfe estará en condiciones de adjudicar los contratos antes de que un presidente distinto al socialista Pedro Sánchez pudiera sumar la mayoría necesaria para ocupar la Moncloa y, en su caso, bloquear la resolución de los contratos.

Pese a que los planes siguen adelante, los viajeros aragoneses deberán esperar hasta el otoño de 2021 para subirse a los nuevos regionales. Como expresó gráficamente el presidente de Renfe en Zaragoza, los trenes «no están en las tiendas», por lo que se requerirá casi tres años para licitar, adjudicar, fabricar y luego homologar los convoyes híbridos.

Etiquetas
Comentarios