Aragón

Sánchez-Garnica: otro caso de representante aragonés efímero

El senador del PAR apenas podrá disfrutar de su acta. Antes que él fueron Román Escolano o Alejandro de la Mata

Clemente Sánchez Garnica y su antecesora en el Senado, Rosa Santos, en junio de 2015
Heraldo

Clemente Sánchez-Garnica (PAR) ha tomado este martes posesión de su acta de senador, en sustitución de Rosa Santos, siendo consciente de que será uno de los representante aragoneses de paso más fugaz por una institución nacional. El adelanto electoral anunciado por Pedro Sánchez propiciará que el 5 de marzo se disuelvan el Congreso y el Senado, aunque los cargos se mantendrán vigentes hasta que se constituyan las Cámaras en la XIII Legislatura.

Parece, de hecho, que los aragoneses tienen cierta querencia a este visto y no visto. De hecho, el histórico dirigente aragonesista, que ya fue en el pasado representante público como concejal en el Ayuntamiento de Zaragoza, no logrará batir al ministro Román Escolano, cuyo paso por el Ministerio de Economía se limitó a los tres meses que transcurrieron desde que Luis de Guindos le pasó la cartera el 8 de marzo de 2018 hasta que el 7 de junio tuvo que dejar el cargo al triunfar la moción de censura de Sánchez. Entonces era el segundo ministro más breve, pero la reciente peripecia de Maxim Huerta -seis días al frente de Cultura- ha dinamitado todos los registros.

Hay que remontarse al siglo XIX para encontrar el caso de un aragonés más efímero al frente de un ministerio: en 1847, el oscense Alejandro Oliván duró mes y medio en el departamento de Marina del Gobierno de Carlos Fernando Martínez de Irujo y McKean Tacón y Armitage, II marqués de Casa-Irujo.

Más reciente es la situación vivida por Alejandro de la Mata, quien sustituyó como diputado del PP en el Congreso a Luisa Fernanda Rudi el 21 de junio de 2011 y causó baja a los tres meses, el 29 de septiembre, debido al adelanto electoral del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

La legislatura más corta

Hay que recordar que la legislatura más corta de la democracia, la pasada -segunda de Mariano Rajoy-, en la que no llegó a haber actividad por la falta de acuerdo entre los partidos, no deparó situaciones de este tipo, dado que los 13 diputados elegidos por las circunscripciones aragonesas repitieron tras las elecciones de diciembre de 2015.

Después de la mencionada en el párrafo anterior, la legislatura más fugaz fue la constituyente, con un año y medio de duración: desde el 13 de julio de 1977 al 22 de marzo de 1979. Los 14 diputados elegidos por las tres circunscripciones aragonesas, entre otros figuras tan notables como Emilio Gastón, Ángel Cristóbal Montes o León Buil, mantuvieron su cargo todo ese tiempo, aunque la mayoría lo había abandonado en la I Legislatura.

Etiquetas
Comentarios