Aragón

Samper del Salz: la huella del artista de vanguardia y las nuevas aventuras

El samperino Antonio Fortún, fallecido en 1999, tiene un museo dedicado en su localidad natal, que actualmente se ilusiona con la inminente construcción de un parque de aventura en plena naturaleza.

Obra del autor samperino Antonio Fortún en el museo que se le ha dedicado en su pueblo natal.
Laura Uranga

Se dedica al campo, lleva siete años con una iniciativa de transformación agrícola junto a su esposa y, desde finales de 2014, es el alcalde de Samper del Salz. Alberto Gómez lleva doce años en la política local, los primeros siete y medio como concejal en el ayuntamiento dirigido durante dos décadas por Adolfo Fortún. Asumió el cargo tras la moción de censura de su partido, el PP, al alcalde anterior, Adolfo Fortún (PAR), después de que dos de los cuatro concejales aragonesistas renuciaran al cargo; entraron los dos siguientes más votados, ambos del PP, y la corporación municipal quedó con dos integrantes del PAR y tres el PP.

De eso hace una legislatura completa; tras la lógica convulsión, Alberto ha ido trabajando en el presente y el futuro con ganas. Samper mira hacia adelante con la esperanza depositada en un par de ilusiones: la de dar mayor dimensión a su gran baza artística, la relevancia del gran pintor local Antonio Fortún, y otra turística, con el nuevo parque de aventura que se va a construir cerca del Aguasvivas, junto a la zona del barranco de la Canal. Se trata de un proyecto municipal, que buscará luego una gestión externa; se está estudiando la financiación para las obras, pero el terreno elegido ha sido desbrozado y aplanado, y la idea ilusiona.

"Mis padres son de aquí –explica Alberto– y llevo toda la vida aquí, aunque nací en Zaragoza; estudié FP agrícola en Zuera y tres años en El Grado, en especialización como técnico de explotaciones agropecuarias. Y sí, me formé en la que luego ha sido mi principal ocupación; soy agricultor. Trabajo el cereal y el frutal y, desde 2012, mi mujer Diana Cubero y yo nos lanzamos al proyecto de la mermelada Esenzia del Salz. Al no ser algo a lo que podamos dar una dedicación exclusiva, ya que ella también trabaja media jornada en Zaragoza, le dedicamos el esfuerzo que buenamente podemos darle dentro de la actividad diaria; es un proyecto muy familiar, que va sobre todo por pedidos de tiendas que nos conocen y valoran el producto. Al principio íbamos a muchas ferias, ahora menos; nuestras variedades más habituales son la mermelada de tomate, la de moras silvestres, la alberge y una más curiosa, de manzana y café, la que más llama la atención. Hemos hecho actividades con otros productores de la comarca a través de Adecobel, como maridajes con los quesos de Letux, por ejemplo".

Poca gente en activo

Alberto y su esposa son los únicos que se dedican actualmente a la agricultura como medio de vida, junto a un pastor de ovejas que también tiene terrenos cultivados. El otro negocio del pueblo es la empresa de electricidad Fortún, cuyos servicios son muy valorados por toda la comarca. El resto son jubilados; en invierno duermen en el pueblo apenas 25 personas".

No obstante, Samper no se rinde. Además del parque de aventura se acometió hace poco algo más prosaico en el día a día. "Hicimos hace poco una tienda que da servicio a los mayores del pueblo que no pueden desplazarse con facilidad a las localidades cercanas para comprar, y además complementa un poco la actividad de la pareja que lleva el bar municipal; vinieron hace tres años, estuvieron antes en Alacón y en otros pueblos. Sobre la tienda hay una vivienda donde residen; también llevan las piscinas en verano, y ella ayuda con alguna otra tarea de limpieza.

La actividad cultural corre a cargo de la Asociación Santa Espina, que además de organizar diversas actividades suele colaborar decisivamente en la gestión de las fiestas, a través de una comisión. La fiesta de Santa Espina es el día 10 de mayo, hay reparto de torta por el pueblo, aunque la celebración de las patronales se hace en verano por la razón habitual, más posibilidades de asistencia para los que viven fuera. Hay una casa rural lista y en proceso de apertura: Casa María.

Antonio Fortún

El Museo Antonio Fortún, dedicado al pintor de Samper en la planta superior del bar local, está abierto desde el año 2000, apenas unos meses después de que el cáncer arrebatara a la pintura aragonesa su excepcional talento con solamente 54 años de edad. "Vivía fuera, pero quería muchísimo al pueblo y así lo demostró hasta su muerte", explica al alcalde. Hay una muestra de sus trabajos pictóricos, amén de carteles y otros objetos. Fortún fundó en 1972 el grupo Azuda 40, que tuvo un papel decisivo en la entrada de las vanguardias dentro del universo pictórico zaragozano.  El año pasado, Jesús Mediavilla leyó en la Universidad de Zaragoza su tesis sobre Fortún, después de analizar 1.745 piezas –realizadas en pequeño formato a lo largo de 13 años– del que fuera, según sus palabras,  "un personaje clave en la promoción y difusión del arte contemporáneo y oriental". Samper tiene ahora un nuevo poblador, el pintor aficionado Juan Molina, que mantiene la llama pictórica local.

La iglesia parroquial de San Pedro y la torre barroco-mudéjar del antiguo priorato

La iglesia de San Pedro es la parroquia local. Se trata de un templo de fábrica barroca, levantado de nueva planta en el siglo XVII y reformado en el XIX. Actualmente, el estado de sus techumbres es un verdadero quebradero de cabeza para el municipio. En la capilla que se encuentra nada más acceder al templo, del lado derecho, las humedades son muy obvias y el techo se ha hundido; se colocó una plancha protectora, pero el problema persiste y se ha extendido a otros puntos del templo de manera alarmante. La pelea actual reside en conseguir que se restaure el tejado y se trabaje en esas humedades.  En el otro extremo del pueblo, la gran torre barroco-mudéjar destaca entre los restos del antiguo edificio del priorato, del que apenas quedan un par de arcos en pie. Se puede visitar previo requerimiento municipal y desde lo alto, a través de las ventanas enrejadas, se puede admirar de una interesante vista de buena parte del término.

En datos

Comarca: Campo de Belchite

Población: 107

Distancia a Zaragoza, su capital de provincia: 64 km

Los imprescindibles

Bodegas y agua

Con la torre como testigo en  la lejanía (foto), en el Cerro Gorgo hay bodegas excavadas, y en los alrededores construcciones tradicionales relacionadas con el agua: un acueducto y los azudes del Chorro o Los Mayuelos.

Peirón de San Jorge

Situado en la partida de su mismo nombre, se ubica en el canto de un cerro sobre el viejo camino a Moneva, a unos 1.500 metros del embalse. Desde Samper se acude en romería el día del santo, y se hace comida popular.

Las fiestas

La fiesta de Santa Espina es el día 10 de mayo, y además de los acto religiosos es tradición repartir torta por el pueblo, que actualmente se adquiere fuera. La celebración de las patronales se deja para el verano.


Etiquetas
Comentarios