Aragón

La placa de homenaje a las víctimas del incendio del Corona no encuentra ubicación

La DGA rechaza instalarla en sus dependencias de la calle Ramón y Cajal por problemas urbanísticos. El dueño del edificio hostelero tampoco aceptó colocarla el año pasado

Imagen de archivo del incendio del hotel Corona de Aragón en 1979.
Heraldo

Las familias de las víctimas del incendio del Corona quieren que una placa costeada por ellos en homenaje a los 80 fallecidos y más de 100 heridos "por el atentado contra el hotel" el 12 de julio de 1979 se pueda colocar en un lugar próximo en su recuerdo, pero no lo consiguen.

El año pasado lo llevaron al hotel Corona de Aragón, pero se encontraron con que el edificio estaba en obras para convertirlo en parte para viviendas y no la recogieron. Esta semana, el Gobierno de Aragón les ha contestado que no pueden colocarla en las dependencias del Servicio Aragonés del Salud, en la calle Ramón y Cajal 68, al lado del hospital Provincial y frente al hotel, por motivos urbanísticos.

Los familiares escribieron una carta al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, para solicitar la colocación de la placa que homenajea a los fallecidos y heridos, y "en recuerdo y agradecimeinto, a cuantos con su trabajo y esfuerzo, intentaron paliar los daños causados, como fueron los bomberos, personal de sanidad, donantes de sangre, sacerdotes o los propios trabajadores del hotel que ayudaron a evacuar el edificio y que en ocasiones cargó injustamente con la sospecha de negligencia". Además, incluyen también a "muchas personas anónimas de la ciudad de Zaragoza, como los que alojaron en sus casas a familiares de las víctimas" y "a los peritos, abogados, investigadores y periodistas no cejaron en intentar esclarecer el atentado".

El consejero de Presidencia, Vicente Guillén, les ha contestado a las familias de las víctimas transmitiéndole su pesar por la pérdida que sufrieron el 12 de juio de 1979. "Sin duda, una fecha difícÍl de olvidar en Aragón, por el golpe que supuso en forma de víctimas y heridos", señaló. Pero al contestar sobre la colocación de la placa en el Servicio Aragonés de Salud, en la calle Ramón y Cajal 68, el consejero les informa que ese edificio está protegido por el Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntameinto de Zaragoza  y "la norma urbanística municipal a la fachada el grado de protección interés arquitetónico". Por eso, resultaría "incompatible" la actuación propuesta por las víctimas.

Gracia Roca, una viuda cuyo marido que falleció en el incendio del Corona, manifestó que pensaba que el Gobierno de Aragón tenía "una obligación de recibir la placa de las víctimas de un atentado de terrorismo, que no se han tomado la Justicia por su mano en el modo de convivencia".

Igualmente, en 2016, el Gobierno de Aragón incluyó a los aragoneses del Corona como beneficiarios de la ley autonómica de víctimas de terrorismo a efectos de indemnización.

El Ayuntamiento de Zaragoza destinó a las víctimas del Corona un jardín como homenaje junto al memorial José Atarés el verano de 2018, después de un primer encontronazo con el alcalde Pedro Santisteve el año anterior en un acto celebrado en la plaza del Pilar.

Etiquetas
Comentarios