Aragón

El Militar retoma la actividad en consultas y quirófanos tras una semana de parón

El hospital comenzará a llamar a los pacientes a los que se les anuló la cita para verlos a partir del próximo lunes 25.

Instalaciones del hospital Militar.
Oliver Duch

El hospital General de la Defensa (Militar) ha retomado la actividad en consultas y quirófanos tras más de una semana de parón por problemas informáticos. En principio, se ha activado la agenda programada y el centro comenzará a ver a los pacientes a los que les anularon las citas a partir del lunes 25. Tuvieron que cancelarse entre 500 y 600.

La nueva directora del hospital Militar, Ana Betegón, tomó la decisión de suspender quirófanos y consultas programadas por las dificultades que entrañaba la integración del sistema informático del Salud en la red de Defensa. Es necesario el traspaso de miles de historias clínicas de los pacientes, y se debía garantizar la seguridad y la confidencialidad de la información.

Durante la semana pasada, un técnico del Servicio Aragonés de Salud se trasladó al centro militar para ayudar en la migración de expedientes y conseguir la integración del sistema informático. El objetivo es que se trabaje solo con uno. Para intentar recuperar cuanto antes las consultas y quirófanos perdidos, la intención es poder ampliar las agendas de los facultativos y así reducir las demoras.

La incidencia informática se produce pocos meses después de firmarse el convenio de colaboración entre el Salud y el Ministerio de Defensa para el uso del hospital Militar. A raíz de ese acuerdo, el centro de Vía Ibérica es de referencia para más de 70.000 zaragozanos de Seminario, Casablanca, Valdespartera...

La cámara hiperbárica, en uso

Por otra parte, hoy lunes también ha sido un día importante para el hospital Militar por otra cuestión. La cámara hiperbárica ha vuelto a ponerse en funcionamiento después de llevar varios meses parada por un problema técnico.

Es la única cámara en la Comunidad de uso militar y civil que ofrece Oxigenoterapia Hiperbárica (OHB). Esta modalidad terapéutica es "altamente recomendable" para la enfermedad descomprensiva, las intoxicaciones por monóxido de carbono o las infecciones necrotizantes de tejidos blandos por gérmenes anaerobios o mixtos. Pero también es recomendable para tratar otras afecciones como, por ejemplo, la sordera brusca (siempre que tenga un componente vascular).

El hospital de la Defensa dispone en concreto de dos cámaras hiperbáricas, pero es la más grande, la que tiene varias plazas (entre 6 y 8), la que es usada para OHB. Los enfermos se introducen en el cilindro, al que se introduce "aire medicinal" para obtener la presión deseada. Luego, cada paciente tiene su juego de tubos y mascarilla donde respiran oxígeno puro.

Etiquetas
Comentarios