Despliega el menú
Aragón

Aragón suma ya 14.000 casos de gripe, pero por ahora los médicos la consideran poco agresiva

La tasa de incidencia del virus se situó la primera semana de febrero en 224,3 incidencias por cada 100.000 habitantes.

Jornada de vacunación de la gripe con estudiantes de Enfermería de la Universidad de Zaragoza celebrada el pasado noviembre.
Jornada de vacunación de la gripe con estudiantes de Enfermería de la Universidad de Zaragoza celebrada el pasado noviembre.
José Miguel Marco

Tras la evolución de los casos en las últimas semanas, los médicos de Atención Primaria consideran la gripe de este año, por ahora, «menos agresiva» que la de temporadas anteriores. La tasa de incidencia en la última semana analizada, la que comprende del 4 al 10 de febrero, se situó en 224,3 enfermos por cada 100.000 habitantes y aunque los facultativos todavía no se atreven a aventurar si el virus ha alcanzado su pico máximo, creen que será de intensidad leve o moderado.

Según el último boletín epidemiológico de Salud Pública, el número de casos de gripe diagnosticados en esa semana en los centros de salud de Aragón asciende a 2.924, de los que 2.044 son de Zaragoza, 574 de Huesca y 306 de Teruel. Mientras, los hospitales atendieron 445 urgencias por el virus, de las que 48 requirieron hospitalización. Durante toda la temporada, son ya 14.149 ciudadanos los que han pasado el virus.

Una de las peculiaridades de la campaña de gripe de este año es su llegada tardía. En 2018, a estas alturas de año, ya se había alcanzado el pico máximo y su incidencia estaba descendiendo. Lejos también se mantienen las cifras de este año respeto a las alcanzadas en la campaña de 2014, cuando en febrero la afección era de casi 400 casos por cada 100.000 habitantes y había hasta 135 personas hospitalizadas. De estas, 25 se encontraban en la unidad de cuidados intensivos.

Vacunación hasta final de mes

Aunque se muestran cautos, algunos médicos de Familia consultados por este periódico reconocieron que de momento creen que van a registrarse menos casos que otros años y, por lo tanto, la campaña será menos agresiva. No obstante, reconocieron que «no hay que bajar la guardia», ya que su evolución también depende de las temperaturas que se registren durante las próximas semanas.

Por ello, los expertos insisten en que la mejor manera de prevenir la enfermedad es la vacunación, sobre todo, de los grupos de riesgo, ya que el virus puede complicarse en personas con otras patologías añadidas e incluso provocar la muerte. Hasta finales del mes de diciembre, ya se habían inmunizado más de 195.000 aragoneses, pero desde la Dirección General de Salud Pública se ha recordado en varias ocasiones que habrá dosis disponibles en los centros de salud hasta finales de febrero. Hay fármacos suficientes, ya que el Departamento de Sanidad adquirió más de 260.000 dosis (155.000 adyuvadas y 64.000 fraccionadas).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus se transmite con facilidad de una persona a otra a través de gotículas y pequeñas partículas expulsadas con la tos o los estornudos. Los expertos recuerdan que un gesto tan simple con un frecuente y adecuado lavado de manos puede ayudar a prevenir el contagio entre las personas. La infección por el virus de la gripe dura generalmente una semana en la mayoría de los casos y se caracteriza por la aparición súbita de fiebre alta, dolores musculares, cefalea y malestar general, tos seca, dolor de garganta y rinitis.

Etiquetas
Comentarios