Despliega el menú
Aragón

La DGA ha dejado de invertir más de 281 millones en los últimos cuatro años

La ejecución de 2018 se queda en un 82% y bate el récord con 84,2 millones sin gastar.

En la imagen, el edificio Pignatelli, sede del Gobierno aragonés en Zaragoza.
En la imagen, el edificio Pignatelli, sede del Gobierno aragonés en Zaragoza.
José Miguel Marco

El Gobierno de Aragón ha dejado de invertir más de 281 millones de euros en los últimos cuatro años, un importe con el que se podría haber construido los hospitales de Alcañiz y Teruel, y aún hubieran sobrado 122 millones para cubrir la demanda de colegios, centros de salud y el acondicionamiento de carreteras. Así lo constatan los datos oficiales de la Intervención General, que evidencian que la coalición PSOE-CHA no solo dio un tijeretazo a las partidas consignadas para infraestructuras y equipamientos que no se ha logrado recuperar, sino que ha batido propio récord a la hora de dejar fondos sin gastar.

La liquidación de 2018, que dio ayer a conocer de forma parcial el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, refleja que la ejecución de las inversiones -los capítulos VI y VII del presupuesto- se quedó en un 82%, puesto que acabó el año con 84,2 millones sin tocar. Esta cifra no tiene parangón en la legislatura. Ni siquiera en 2015, cuando la coalición entró a gobernar a mediados de ejercicio, las partidas sin ejecutar llegaron a este importe pese a que el dinero reservado a inversiones fue el más alto de la presente legislatura, con 506 millones.

Los socios de izquierda han repetido como un mantra a lo largo de la legislatura que su prioridad era el gasto social y de ahí el recorte que dieron en su primer presupuesto, el de 2016, a las inversiones, que dejaron en niveles de hace dos décadas. En los dos años posteriores intentaron corregir la situación, sin llegar a igualar la inversión presupuestada en 2015, pero la recuperación avanzó al mismo ritmo que las partidas quedaban sin gastar.

El otro argumento repetido es que las inversiones que figuraban se iban realmente a ejecutar, aunque tampoco se ha ajustado a la realidad de los hechos. Han oscilado entre el 84,6% (en 2015) y el 81,8% (en 2016), muy lejos del cumplimiento de los capítulos de personal y de gasto corriente, que el año pasado alcanzaron el 98,8% y al 95,1% de las cifras presupuestadas, respectivamente. El diferencial con las inversiones en 2018 llegó a superar los 16 puntos. Y eso que el gasto en la plantilla llegó a alcanzar los 2.164 millones, el 41,1% del total, mientras los fondos destinados a obras y equipamientos se quedaron en 391 millones, lo que representa un 7,4% de todo lo gastado a lo largo del pasado ejercicio.

En varapalo lo han sufrido especialmente las carreteras de Aragón, con un déficit histórico en conservación que ha agravado su pésimo estado y que le sitúa a la cola del país. Hasta el punto de que el año pasado el Departamento de Vertebración del Territorio solo logró ejecutar el 72,2% y casi 24 de los exiguos 85,8 millones disponibles no se emplearon en acometer obras.

La lectura que hizo el consejero de Hacienda en su comparecencia pública fue muy distinta. Se circunscribió a la ejecución del gasto en 2019, destacando que alcanzó el 96% gracias a la elevada ejecución de los capítulos de personal, gasto corriente y transferencias corrientes, el grueso del presupuesto. Al mismo tiempo, destacó que la gestión del gasto ha ido "mejorando" en la legislatura, lo que ha permitido a la coalición PSOE-CHA recuperar los servicios.

Incumplimiento del déficit

Igualmente, aludió a que los ingresos tributarios han superado el 100% de lo presupuestado, mientras el gasto no financiero ha sido algo inferior respecto a 2017. Con ello, argumentó, se ha logrado reducir el déficit autonómico y permitirá "acercarse" a los objetivos de estabilidad fijados por el Estado. Lo que no aclaró es que se han incumplido todos los años y solo se aventuró a decir que el déficit de 2018 se logrará ajustar. "Ya trabajamos con el dato del déficit y mi opinión es que bajará de forma muy importante, espero que en torno al 50%", añadió.

Gimeno también hizo referencia que el rechazo a las cuentas estatales presentadas por Pedro Sánchez bloqueará más de 200 millones destinados a políticas sectoriales, además del Fondo de Inversiones de Teruel. No obstante, aseguró que llegarán 140 millones más de financiación de Madrid.

Etiquetas
Comentarios