Despliega el menú
Aragón

¿Cómo sé si mi hijo adolescente toma drogas?

Las farmacias de Aragón vendieron 200 test de drogas el año pasado. Las pruebas las compran familias preocupadas por la posibilidad de que sus hijos menores las consuman

Algunos de los test de drogas que se venden en las farmacias aragonesas
Algunos de los test de drogas que se venden en las farmacias aragonesas
Raquel Labodía

Las farmacias de Aragón vendieron durante el año pasado alrededor de 200 test de detección de drogas. Estas pruebas son generalmente compradas por familias que sospechan que sus hijos menores están consumiendo este tipo de sustancias.

Según fuentes consultadas, aunque la cifra de venta en establecimientos sanitarios autorizados de este tipo de test es casi anecdótica, no representa, ni de lejos, el total de los dispositivos que se adquieren anualmente en la Comunidad.

En internet pueden encontrarse más de una docena de páginas en las que se ofrecen métodos para la detección –en orina o saliva– de drogas como la cocaína, marihuana, metadona, opiáceos, speed, metanfetaminas o heroína.

Por lo que, previsiblemente, el volumen real de compras de estos test es bastante más elevado de lo que podría pensarse a tenor del número que se vende en las boticas.

De hecho, no es fácil encontrarlos en las farmacias; buena parte de los establecimientos del centro de Zaragoza a los que se preguntó por estos test explicaron que no suelen tenerlos de forma habitual, ya que no son muy demandados.

Los farmacéuticos los solicitan a las distribuidoras médicas previa petición de los interesados. Solo en las farmacias más grandes pueden encontrarse en stock; los farmacéuticos aseguraron que las familias que quieren comprarlos prefieren, por discreción, recurrir a internet.

El de marihuana, el más común

Según los datos facilitados por el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, de los vendidos en las farmacias los más pedidos fueron los que detectan el consumo de marihuana.

Esto coincide con los datos que sobre el consumo de drogas en la adolescencia ofrecen estudios como el realizado desde el servicio de prevención y promoción de Salud Pública del Gobierno de Aragón o la encuesta sobre el uso de drogas en enseñanzas secundarias en España (Estudes), que publica cada dos años el Ministerio de Sanidad.

Según el último Estudes –con datos de 2016; el informe correspondiente a 2018 está aún sin publicar– el cannabis (tanto la marihuana como el hachís) es la sustancia psicoactiva ilegal con mayor prevalencia entre los estudiantes aragoneses de 14 a 18 años.

De hecho, 3 de cada 10 alumnos (el 33,7%) respondieron, cuando se les hizo la encuesta, que lo habían consumido en alguna ocasión.

Desagregando estos datos por tramos de edad, el informe recoge que el 16,5% del alumnado de 14 años –uno o dos de cada diez– reconoció haber consumido cannabis alguna vez en su vida; en el grupo de 16 años, esta posibilidad se duplicó y llegó al 32,9% –tres de cada diez–.

Con 18 años, la mitad de los estudiantes –51,5%, cinco de cada diez– reconoció haberla probado alguna vez. En cuanto al tipo de consumo, el 60,3% de los que afirmaron haberla probado lo hicieron fumando marihuana o hierba. Y el 98,8% la usaron en formato porro o canuto.

La preocupación por el aumento del consumo de drogas ilegales entre los adolescentes en España ha ido a más en los últimos años. Hasta el punto de que algunas comunidades han planteado iniciativas para intentar prevenir estas situaciones o para detectar en menores de edad el uso de las drogas más habituales.

Una de las últimas fue la propuesta en Canarias para que las revisiones pediátricas de los 14 años incluyeran estos controles.

Detección precoz en las revisiones pediátricas

El Parlamento de Canarias ha protagonizado uno de los últimos debates en el campo de la prevención del consumo de drogas. Hace unas semanas aprobó una proposición no de ley presentada por el Grupo Popular en la que se instaba al Gobierno canario a incluir en las analíticas de sangre y orina que se realizan en las revisiones pediátricas de los 14 años las pruebas para la detección precoz de drogas.

Esta iniciativa no parece que vaya a tener mucho recorrido en Aragón, donde ni PSOE ni PP se plantean, de momento, avalar una petición semejante. Tampoco los responsables de Sanidad y los pediatras la ven muy oportuna.

Cuando se conoció la iniciativa canaria, la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Aragón descartó por completo implantarla en la Comunidad. En opinión de este departamento, la mejor base para la prevención de drogas es la información fiable a niños y adolescentes.

Por su parte, Teresa Cenarro, presidenta de la Asociación Aragonesa de Pediatría de Atención Primaria, aseguró que no era un debate que se haya planteado en el seno de esta asociación profesional, pero como profesional de la Pediatría no consideró necesario incluir un test de este tipo, de manera generalizada y sin discriminar, en las pruebas que se hacen a los jóvenes a los 14 años.

Cenarro recordó que estas pruebas ya se hacen "en ocasiones concretas y muy excepcionales", cuando los pediatras sospechan que un menor puede estar en situación de riesgo por las compañías que frecuenta, por problemas de conducta, o por los hábitos de vida que mantiene.

Etiquetas
Comentarios