Despliega el menú
Aragón

La mayoría de los partidos aragoneses rechazan el 28-A por temor a que “contamine” las autonómicas

El PSOE muestra su “respaldo absoluto” a Pedro Sánchez y el PP critica al presidente del Gobierno por elegir la fecha “en su propio beneficio”.

Javier Sada
La mayoría de los partidos aragoneses rechazan el 28-A por temor a que “contamine” las autonómicas

Los partidos aragoneses han rechazado este viernes de forma mayoritaria el 28-A, fecha elegida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para convocar elecciones generales. El presidente del PP en Aragón, Luis María Beamonte, se ha mostrado “satisfecho” por el anuncio, aunque no por la fecha. “Lo normal hubiera sido hacer un ‘superdomingo’ por eficiencia, por economía y por no volver locos a los ciudadanos”, ha dicho. El líder popular cree que Sánchez, al que ha acusado de “mentir” por negociar con los independentistas “a espaldas de los españoles”, ha convocado elecciones “por la fractura interna del PSOE”. “Ha preferido distanciarlas por seguir utilizando el aparato del Gobierno en su beneficio, algo que ha quedado patente en su propia intervención”, ha dicho. En su opinión, el aún líder del Ejecutivo central “ha llevado al PSOE a unas cotas de fracaso reiterado y constante”.

Por su parte, el portavoz socialista, Javier Sada, ha mostrado el “respaldo absoluto” de PSOE-Aragón a Pedro Sánchez. A su juicio, solo el incremento de las pensiones y del salario mínimo “ya justifican esta legislatura”, fruto de una moción de censura que, según ha recalcado, sirvió para echar de La Moncloa a “un gobierno acusado y condenado por corrupción que fue incapaz de asumir sus responsabilidades”. También ha criticado que “el voto de independentistas, separatistas, la derecha y Bildu” tumbaran los presupuestos. “Ante eso no había mucha opción. Había que convocar elecciones y no había muchas fechas”, ha reconocido. Sada se ha mostrado “de acuerdo” con separar los comicios, ya que en ellos “se deciden cosas diferentes”. “Confío en que los ciudadanos sepan diferenciar la política nacional y de la municipal y autonómica y valorar la gestión del Gobierno de Aragón”, ha aseverado.

El secretario general de Podemos en Aragón, Nacho Escartín, asegura afrontar la cita con las urnas “con ilusión”. “ Lo que intuyo es que se ha acabado ya la época de los gobiernos monocolores. Es momento de diálogo y de alcanzar acuerdos y, en ese sentido, Podemos va a tener una fuerza imprescindible para el futuro gobierno de España”, ha recalcado. En juego, ha añadido, está “dejar una España más democrática, con más derechos y libertades e igualdad”. “Desde Aragón tenemos que reivindicar todo lo que falta por conseguir y, en ese sentido, tenemos una oportunidad de demostrarlo en las urnas”, ha afirmado.

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, en cambio, ha rechazado abiertamente el 28-A. “Habiéndose convocado unas autonómicas y municipales, esto va a trastocar el proceso de normalidad. Sánchez ha tomado la decisión pensando en sus intereses, no en los de España”, ha dicho. En su opinión, el país podría haber funcionado con unos presupuestos prorrogados, en los que el PAR logró introducir enmiendas como la relativa a la limpieza del Ebro.

Para Susana Gaspar, portavoz de Ciudadanos, hoy sí es “un buen día para España”, ya que “los ciudadanos por fin recuperan la voz”. “Rajoy tenía que haber convocado elecciones el día de la sentencia de la Gürtel. Ha sido un tiempo perdido”, ha apuntado. A su entender, esta es una oportunidad “para acabar con 40 años de gobiernos de PP y PSOE”. Respecto a la fecha elegida, ha sido clara: “Cuando antes, mejor. Llevábamos nueve meses pidiendo elecciones”, ha recordado.

Mucho más crítico se ha mostrado el portavoz de CHA, Gregorio Briz. “Todos esperábamos que fuese de otra forma. La fecha elegida nos parece mal por varias razones. La primera, porque no podemos estar al dictado de la derecha. La presión de estos partidos ha podido y creemos que los gobiernos de izquierdas tienen la obligación de dialogar dentro del marco normativo legal y constitucional”, ha recalcado. En su opinión, problemas como el de Cataluña “no se van a arreglar con unas elecciones”. “No podemos ir otra vez a las dos españas de siempre. Eso sería un error”, ha añadido. A su juicio, adelantar los comicios a abril hará que las autonómicas y municipales de mayo “se desnaturalicen”. “No estaremos votando en clave aragonesa, sino prácticamente como si fueran una segunda vuelta. Lo que no se ha ganado en unas se pretenderá ganar en otras. Creo que va a ser un problema. No solo porque no se va a votar en clave aragonesa, sino por el hastío y el cansancio de una elección tras otra”, ha afirmado.

Patricia Luquin, portavoz de IU, ha recordado que su formación no era partidaria de un adelanto electoral. “Había margen de legislatura y leyes avanzadas que eran importantes para la mayoría social”, ha subrayado. El partido, en todo caso, asegura estar preparado y que saldrá “a la ofensiva en defensa de los derechos de los trabajadores”. “Entendemos que al final han importado más las banderas en los balcones que las personas que viven en sus casas”, ha lamentado. También ha abogado

Etiquetas
Comentarios