Despliega el menú
Aragón

La DGA prioriza 28 proyectos de renovables en las comarcas mineras que suman 750 millones

El Consejo de Gobierno declara de interés autonómico una nueva planta solar en Muniesa, que generará 160 empleos durante las obras.

Vista aérea del parque de energía fotovoltaica de Lasesa.
Vista aérea del parque de energía fotovoltaica de Lasesa.
Viñaresol

El Consejo de Gobierno ha priorizado este martes la segunda planta fotovoltaica prevista en Cuencas Mineras, con la que ya son 28 el número de proyectos de energía renovable que cuentan con el respaldo de la DGA para agilizar una inversión estimada en unos 750 millones de euros en las zonas mineras. La nueva instalación prevista en Muniesa contará con 41,80 megavatios y elevará el futuro parque eólico y fotovoltaico en las comarcas mineras a 1.001 megavatios, la potencia de la central térmica de Andorra.

El consejero de Presidencia, Vicente Guillén, ha explicado que solo el proyecto de Muniesa supondrá una inversión de 25 millones y la creación de 160 puestos de trabajo durante la fase de construcción, con picos de 250 trabajadores. Aunque no se ha aventurado a dar plazos para las obras, sí ha incidido en que el mantenimiento de las placas solares y sus equipos requerirá la contratación de menos personal, en torno a unas 16 personas. En estas tareas se requiere menos personal al estar automatizadas.

La declaración de Inversión de Interés Autonómico implica reducir a la mitad los plazos de tramitación administrativa, clave para atraer inversiones a Aragón en un momento de eclosión de la inversión en renovables en toda España. El impulsor de la planta de Muniesa es el grupo empresarial Ignis que, junto a Cobra, está desarrollando en estos momentos otras 18 plantas fotovoltaicas repartidas entre los términos municipales de Escatrón, Chiprana y Samper de Calanda, el mayor proyecto europeo con 850 megavatios de potencia.

La DGA ha destacado que la puesta en servicio del proyecto de Muniesa evitará la emisión de 27.760 toneladas de dióxido de carbono, además de contribuir a fijar población en las zonas rurales “y, en especial, en las zonas de la minería del carbón y su entorno, creando actividades alternativas en estas localidades e incentivando su desarrollo”.

En Cuencas Mineras hay en marcha una docena de proyectos eólicos declarados de interés general, con una potencia de 372 megavatios, a los que se suman las plantas fotovoltaicas previstas en Cuevas de Almudén (49,5 MW) y la que se ha priorizado este martes en Muniesa. Además, la DGA ha respaldado en otros municipios mineros de Zaragoza y Teruel una docena proyectos solares que representan 537,7 megavatios.

A este impulso pretende sumar Endesa otros mil megavatios solares en plantas distribuidas por Andorra, Alcorisa, Alcañiz, Ariño, Calanda e Híjar, de modo que supla el cierre de la central térmica a mediados del próximo año.

A este respecto, Guillén ha exigido a la compañía eléctrica un compromiso con las comarcas mineras que vaya más allá de promover parques que le van a garantizar “pingües beneficios”. A su juicio, Endesa tienen que comprometerse “mucho más” con la zona.

Además, el Consejo de Gobierno ha aprobado este martes declarar Inversión de Interés Autonómico el proyecto promovido por Samca en las comarcas Andorra-Sierra de Arcos, Bajo Aragón y Cuencas Mineras para la fabricación de fertilizantes organominerales. Este proyecto supondrá una inversión inicial de más de 41 millones y la generación de 85 puestos de trabajo directos y al menos 40 indirectos, con lo que se permite la continuidad de la mayoría del personal de los dos grupos mineros de extracción de carbón a cielo abierto que el grupo aragonés posee en la provincia de Teruel, afectados ahora por el cierre de la central térmica.

Etiquetas
Comentarios