Aragón

Aragón, un país de montañas

Escalada en hielo: en el congelador de los Pirineos

El valle de Pineta pertenece al municipio de Bielsa, en el valle del mismo nombre, lugar especialmente frío y uno de los mejores destinos de España para practicar la escalada en hielo. Se trata de un deporte de riesgo solo para personas con conocimientos suficientes de esta disciplina o acompañados de un monitor.

Cascada del americano, escalada en hielo en el valle de Pineta.
Cascada del americano, escalada en hielo en el valle de Pineta.
Prames

Por su orografía, ubicación y orientación, el valle de Pineta reúne una serie de características que lo hacen especialmente frío. El refugio de Pineta es, seguramente, sino el que más, uno de los puntos habitados permanentemente más fríos de España (basta consultar los registros de Aemet para confirmarlo). Hay zonas de Pineta donde el sol no entra en varios meses y esto hace que las inversiones térmicas sean especialmente pronunciadas. Todas estas características convierten el lugar en un destino ideal para practicar el espectacular deporte de la escalada en hielo.

En el valle de Bielsa encontramos varios sectores que atraen a multitud de aficionados. De los diez que tiene, solo citaré los cuatro más conocidos dejando para los curiosos las preciosas perlas que oculta el valle en zonas poco concurridas. Estos cuatro sectores son: valle de Barrosa, Boca Norte, Boca Sur y valle de Pineta.

Barrosa, Boca Norte y Boca Sur

En el valle de Barrosa encontramos grandes clásicas como ‘Océano Pacífico’ o ‘La Espluca’ pasando por ‘Bachetas’ y así hasta una veintena de recorridos de mediana dificultad predominando los grados 4 y 4+ en hielo y unos 120 m de longitud media de las vías.

La Boca Norte es una zona de iniciación, con la vía más clásica del sector, ‘la Dorada’, una cascada bastante ancha con varias rutas de unos 30 metros que oscilan entre los grados 3 y 4. Esta zona, aún estando en territorio de Francia, se considera como sector de Bielsa por su rápido acceso. Zona saturada por cursillos, no recomendable los fines de semana, pero con rutas fáciles y reuniones instaladas que harán las delicias de los principiantes. Puede tener un franqueo peligroso por caídas dependiendo del estado de la nieve.

La Boca Sur es una zona con rutas tan bellas como efímeras, de grado 3 y 4, entre 200 y 300 metros. Su orientación sur hace que estas preciosas vías de grado medio como ‘El sueño del agua’, ‘Pinarra’, ‘Ponte el neopreno’ o la impactante ‘Cólera de Dios’, solo estén en condiciones en episodios de ola de frío, siendo desaconsejables (si es que están formadas), con temperaturas positivas.

Valle de Pineta

Terminamos con la mejor zona de escalada en hielo de todo Bielsa: el valle de Pineta. Cuando las condiciones son las propicias y el frío hace su papel, se puede decir sin temor a equivocarse que Pineta es una de las mejores zonas de escalada en hielo de España.

Entre 40 y 50 rutas recorren el valle, desde las difíciles e inaccesibles cascadas de ‘Las verdes’ a más de 2.400 m de altura, a las fáciles y de rápido acceso ‘Cascadas del refugio’, a 10 minutos de nuestra puerta, con recorridos que varían entre los 20 y los 400 m.

Reseñaremos solamente las que, a nuestro entender, son las mejores y más características de la zona. De este a oeste:

- Cascada de ‘La Sarra’ (grado 4+ y 160 m). Ubicada en el barranco del mismo nombre, es, sin duda, la más ascendida y codiciada de la zona por su dificultad media pero, sobre todo, por su belleza. Al estar en el desagüe de un barranco, es totalmente desaconsejable realizarla con riesgo de aludes.

- Cascadas de ‘Las Marías’ (4+ y 5; entre 120 y 150 m). Es un sector con cuatro preciosas rutas. Su largo acceso, dificultad y exposición a los aludes, hace que sólo los más expertos se aventuren a ellas, pero no dejará indiferente a quien las realice.

- ‘Canary Dry’ y ‘Demilanos’. Por el camino del collado de Añisclo nos encontramos con este par de rutas tan estéticas como gratificantes. De grados 4 y 3, respectivamente y 200 m.

- ‘Nostalgia del irlandés’ (4º grado y 200 m) y ‘Cascadas del refugio’ (3º y 25 m). Preciosas rutas de iniciación, a 10 minutos del refugio, que solamente se forman en inviernos muy fríos.

- ‘Brutal Fang’ y ‘Cascadas del Parador’. La ‘Brutal Fang’ (IV 6 Ae, 160 m) sólo se ha formado una vez en los últimos 14 años y seguramente es una de las cascadas más impresionantes del Pirineo. Las cascadas del parador son tres grandes rutas de alta dificultad y gran exposición, sólo para grandes alpinistas y en épocas de poca nieve. Con 400 m de recorrido y dificultades de 6º grado en hielo, no tienen nada que envidiar a algunas rutas de los Alpes.

- ‘Cascada del Zinca’, preciosa ruta de 120 m y 5º grado en un entorno de película.

- ‘La paciencia de Mónica’. Todo un clásico de la zona, 95 m y 4+ de belleza paralizada.

Esto en sólo un pequeño apunte de lo que nos podemos encontrar en el valle de Bielsa que, con más de 120 itinerarios, garantiza dar grandes satisfacciones a los enamorados de esta disciplina.

La escalada en hielo es un deporte de riesgo al que hay que sumar multitud de imponderables, (clima, aludes, condiciones del hielo etc.). Ni que decir tiene que solo las personas con conocimientos suficientes o acompañados de un monitor se deberían aventurar en esta actividad. Como todo en la vida, con respeto, modestia y conociendo nuestras limitaciones el riesgo se minimiza.

Para quienes no se animen a ponerse los crampones y agarrar el piolet, les invito a pasear por esta tierra, por sus senderos y montañas, a recorrer el valle de Pineta en invierno, tan bello como inhóspito, dejándose llevar por el silencio y enmudeciendo ante la belleza del hielo… Pineta siempre Pineta, el congelador del Pirineo.

Jaime Arbex Gálvez es guarda del refugio de Pineta.

Etiquetas
Comentarios