Aragón

Quejas en Movera por la posible apertura de una nueva residencia para menas

Un vecino presenta un escrito en el IASS y el Ayuntamiento contra la apertura de un centro de acogida de menores extranjeros junto a su vivienda y negocio de guardería canina.

Imagen de archivo de la carretera de Movera a Pastriz.
HA

La acogida de menores extranjeros no acompañados (menas) se ha multiplicado en pocos meses en España y Aragón, y las administraciones están teniendo dificultades para habilitar espacios para ellos. En la mayoría de los casos, la adaptación de estos chavales tutelados a su entorno es positiva. Pero en los últimos meses se están viviendo algunos problemas de convivencia por el cambio en el perfil de los chicos que llegan, y ha aumentado el malestar ciudadano. Una muestra es el barrio rural de Movera, donde ahora hay un centro y donde estaría prevista la apertura de una nueva residencia para menas.

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha alquilado una finca a un particular y está haciendo pequeñas obras para adaptarla como centro de acogida para menas, según asegura el vecino de la finca colindante. José Ignacio Aguinaga, que tiene ahí su vivienda familiar y una residencia canina, critica la falta de información, denuncia que la finca elegida no reúne las condiciones para ser residencia de menores, y ha presentado sendos escritos de protesta al Ayuntamiento de Zaragoza y al IASS.

"Solicito que no se permita que los menores residan en esta finca, que está catalogada como de uso agrario y no reúne condiciones de habitabilidad. No cuenta con los servicios de agua corriente ni red de vertido. En su día hubo ahí una residencia de ancianos, que la DGA clausuró por no cumplir con la normativa", explica José Ignacio Aguinaga en su escrito, presentado el pasado viernes.

Este vecino tiene una residencia canina y centro de adiestramiento con capacidad para 40 perros. "Tengo licencia de núcleo zoológico, que es una actividad clasificada como molesta, insalubre y ruidosa. La casa que quieren convertir en residencia para menas está al lado de la valla de mi finca, donde están los perros. Los ladridos serían molestos para los chicos", apunta Aguinaga.

Centros de menores en distintas localidades

El IASS tiene centros de menores en distintas localidades de Aragón, tanto en ciudades como en zonas rurales. Varios se han abierto en los últimos meses para dar respuesta al crecimiento de la llegada de menas. "Los menores son acogidos en centros acondicionados. Se van generando los recursos donde son necesarios. Si hace falta, se llevan a cabo las actuaciones para acondicionarlos", responde la DGA, sin entrar a valorar este caso concreto de Movera.

La finca está en el término de Movera, alejada del centro del barrio rural. Durante unos años fue una residencia de ancianos privada, hasta que la DGA la cerró. Después se ha usado puntualmente para alguna celebración. Es un terreno de unos 7.000 metros cuadrados con una casa. Está previsto que una empresa andaluza que gestiona diferentes recursos de menores en España se encargue de este nuevo centro, según las explicaciones dadas por los operarios que están trabajando en la finca desde hace unas semanas.

Aragón ha cuatriplicado en un año el número de menas acogidos: en diciembre de 2017 los servicios sociales atendían a 49 chavales y ahora a más de 220 (según los últimos datos de finales de 2018). Estos chicos son acogidos en residencias o pisos gestionados por distintas organizaciones sociales. Los centros están saturados y la DGA ha tenido que acondicionar nuevos recursos en muy poco tiempo.

Son centros abiertos, con unas normas y horarios, donde viven acompañados por educadores. Los menores tutelados (españoles y extranjeros) reciben formación en institutos y centros sociolaborales. El aumento de la llegada de menas a Aragón y el perfil de algunos de los chicos llegados en los últimos meses (con problemas de conducta) han causado tensión en algunos centros. En enero el IASS decidió cerrar dos casas de acogida de menas en Borja y Garrapinillos por problemas de convivencia. Y en Movera ha habido quejas vecinales por el comportamiento de algunos de estos chicos en el barrio y en el autobús.

Consulta más noticias sobre los menores extranjeros no acompañados (menas).

Etiquetas
Comentarios