Despliega el menú
Aragón

¿Qué ayuntamientos aragoneses tendrán que eliminar vestigios franquistas?

Pide la "inmediata retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemoratias de exaltación militar y represión de la dictadura".

Pleno en las Cortes de Aragón
Las Cortes de Aragón aprobaron en noviembre de 2018 la Ley de Memoria Democrática.
Guillermo Mestre

El Ayuntamiento de Teruel y otros 37 consistorios aragoneses han recibido una misiva del Ministerio de Justicia en la que se les urge a dar carpetazo a los "vestigios franquistas" que perviven en sus espacios públicos. En las cartas, rubricadas por el director general para la Memoria Histórica, Fernando Martínez López, se les solicita certificación sobre "la no existencia de simbología de exaltación en su municipio", y en caso de que las hubiera, se les insta a "dar cumplimiento" a la ley de Memoria Histórica, de rango nacional y promulgada en 2007.

Les pide, en primer lugar, un catálogo de posibles vestigios, y a continuación, que procedan a la "inmediata retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemoratias de exaltación militar y represión de la dictadura". En la misiva, hecha pública ayer miércoles, se recuerda la sentencia del Tribunal Supremo de 2013 que imponía a todas las administraciones públicas la adopción de las medidas oportunas para la retirada de todos esos elementos. En toda España han sido 656 los alcaldes que han recibido el aviso.

Los 19 ayuntamientos zaragozanos a los que se ha urgido una actuación son  los de Calatorao, Caspe, Codo, Figueruelas, Fuendetodos, Miedes de Aragón, Morata de Jalón, Morés, Muel, Munébrega, Navardún, Pozuelo de Aragón, Remolinos, San Mateo de Gállego, Tabuenca, Trasmoz, Utebo, Velilla de Jiloca y Villanueva de Gállego.

En Huesca, los siete municipios avisados han sido Albalate de Cinca, Fonz, Las Peñas de Riglos, Lupiñén-Ortilla, Monzón, Sariñena y Zaidín. En la provincia de Teruel, el tirón de orejas se ha materializado para doce regidores: de Alcorisa, Caminreal, Cantavieja, Castellote, Huesa del Común, Jatiel, Obón, Pozuelo del Campo, San Agustín, Santa Eulalia, Teruel y Villafranca del Campo, según el listado facilitado por fuentes ministeriales.

La solicitud de la Dirección General para la Memoria Histórica se apoya en el trabajo del Instituto Nacional de Estadística (INE) que detectó que destacadas figuras del franquismo dan nombre a 1.171 plazas y calles de la geografía nacional. A ese censo se han incorporado otras 19 localidades en las que, según su propia información, también pudieran quedar otros vestigios de exaltación de la Guerra Civil o de homenaje al franquismo. En lo que concierne a Aragón, el INE recopiló placas dedicadas al general Mola, Calvo Sotelo, al general Yagüe, a Primo de Rivera o, incluso, "al generalísimo".

La ley aragonesa contempla castigos

Las Cortes de Aragón aprobaron en noviembre la ley de Memoria Democrática, que impedirá acceder a subvenciones a los ayuntamientos que mantengan símbolos franquistas. Este es uno de los puntos de la norma, por la que las instituciones tendrán un plazo máximo de año y medio para retirar dichos símbolos de sus edificios o espacios públicos. La ley entrará en vigor el próximo día 22.

Para velar por su cumplimiento no solo se podrán retirar ayudas públicas sino que se establece un régimen sancionador que castiga desde los 200 euros las sanciones leves hasta los 150.000 euros para las muy graves, como la destrucción de documentos de la memoria democrática.

Etiquetas
Comentarios