Despliega el menú
Aragón

Denuncian daños de la riada del Ebro en varios campos de Boquiñeni sin indemnización

Un agricultor critica que los campos al norte de la localidad se anegaron con grava de la mota del río en Pradilla que se rompió

Un agricultor de Boquiñeni revisa la zona inundada por el río Ebro, en una foto de 2016.
Un agricultor de Boquiñeni revisa la zona inundada por el río Ebro, en una foto de 2016.
Oliver Duch

Un agricultor de Boquiñeni ha denunciado que seis particulares han sufrido en varios campos la riada del Ebro de la semana pasada, que llevó hasta 1.911 metros cúbicos por segundo en Castejón de Ebro el pasado día 26 de enero,  y se han anegado de grava, pero que no van a recibir indemnización porque es ordinaria.

Santiago García ha señalado que en las tierras situadas al norte del municipio, en la mejana, el Ebro saltó la mota situada en Boquiñeni que se rebajó para proteger el casco urbano y ha arrastrado la grava sobre los campos en este término municipal.

"Nos ha hecho mucho daño y ahora solo cobraremos el cultivo de trigo que tenemos asegurado porque es una riada ordinaria y tendríamos que poner un pleito en Madrid", ha manifestado el agricultor este martes. "La última riada llegó a los 2.300 metros cúbicos y al ser extraordinaria por pasar los 2.200 nos indemnizaron".

En este sentido, el alcalde de Boquiñeni, Miguiel Ángel Sanjuán, ha reconocido que los agricultores han sufrido estos daños, pero la decisión de ampliar la mota fue adoptada por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para evitar que tuvieran que desalojar de nuevo el pueblo como en la riada de 2015, junto a la limpieza del puente que une esta localidad con Pradilla para facilitar el curso del agua.

"Por una decisión técnica de la CHE se decidió proteger al casco urbano y dar salida al curso del río no encorsetado al pasar Boquiñeni.La mayor parte del pueblo está más contenta", ha agregado el alcalde de Boquiñeni. "Nosotros decidimos en el pleno extraordinario del ayuntamiento del pasado jueves pedir una reunión urgente con el consejero Joaquín Olona (responsable de Desarrollo Rural y Sostenibilidad Vivienda) para armonizar una solución consensuada con estas zonas que han sufrido estos daños".

El pleno del municipio ha solicitado que se considere esta zona de inundación como habilitada para la defensa de los casos urbanos de Pradilla y Boquiñeni y, por ello, que tenga la consideración igual que el resto de las zonas construidas para salvaguarda de los cascos urbanos.

Asimismo, reclaman que este lugar sea como "un aliviadero voluntario" que mejora la dinámica fluvial del río y por eso proponen a la CHE que priorice una partida presupuestaria para la compra de dichos terrenos (no expropiarlos).

Respecto a los daños sufridos por la riada en las motas, caminos y riegos, el Ayuntamiento de Boquiñeni ha  solicitado una mayor coordinación entre las administraciones (CHE y Gobierno de Aragón) para el mantenimiento y reparación inmediata de las infraestructuras perjudicadas.

Etiquetas
Comentarios