Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

Un ¡SOS! en digital y con voz joven

El necesario y obligado relevo generacional en el campo ha hecho que las Juventudes Agrarias de COAG tomaran la iniciativa. Y han puesto en marcha una campaña no solo para rejuvenecer el sector sino para acabar con su denostada imagen.

El aragonés Marcos Garcés, coordinador general de las Juventudes de COAG, en la presentación de la campaña en Madrid.
El aragonés Marcos Garcés, coordinador general de las Juventudes de COAG, en la presentación de la campaña en Madrid.
COAG

Nada tienen que ver los jóvenes agricultores y ganaderos de ahora con aquella imagen trasnochada (y denostada) con la que muchos identifican al profesional del sector agrario. No llevan boinas ni son incultos, no tomaron este camino profesional porque fueran unos negados para los estudios, no han terminado en la explotación familiar porque no les quedaba más remedio ante la falta de expectativas laborales y no anhelan ningún trabajo de oficina en una gran ciudad.

La fotografía es bien distinta. Están sobradamente preparados, muchos de ellos cuentan con titulaciones académicas superiores. Se mueven con soltura entre los políticos comunitarios o de su propia comunidad autónoma y, por supuesto, en los despachos de Madrid. Practican deportes (algunos de manera semiprofesional) y disfrutan de su tiempo de ocio como cualquier joven de su edad. Como ellos, se manejan sin complejos con las nuevas tecnologías (que ya tienen instaladas en sus explotaciones) y en la redes sociales. Y, sobre todo, están orgullosos de su trabajo, que les apasiona, y de su elección.

Pero, eso sí, son pocos. E insuficientes para garantizar un relevo generacional sostenible. Porque las cifras no engañan. Según los datos de la organización agraria COAG, en la próxima década seis de cada diez agricultores entrarán en edad de jubilación. Eso significa que 202.000 activos dejarán de serlo en el periodo 2020-2030 y que, por lo tanto, para que el sector no se vaya ‘despoblando’ sería necesario que cada año se incorporaran unos 20.000 agricultores y ganaderos. Una cifra muy alejada de la realidad actual, en la que, en el mejor de los casos, son 8.500 los jóvenes que se estrenan en este sector.

Para darle la vuelta a este panorama nada halagüeño, el área de juventud de COAG, liderada por el aragonés Marcos Garcés, también miembro de la ejecutiva de UAGA, ha puesto en marcha una ambiciosa campaña que nace con un doble objetivo: darle un empujón al necesario relevo generacional y mejorar la denostada imagen social de la agricultura como profesión. Aunque quizá las dos caminos son uno solo porque los promotores de este proyecto saben bien que un sector joven, moderno y con futuro tendrá con toda seguridad una mejor imagen, pero también que si se rompen los tópicos que deslucen el atractivo de la profesión quizá sean muchos más los jóvenes que se planteen encaminar su vida profesional en la agricultura y la ganadería.

Con el patrocinio de destacadas firmas del sector y con el aplauso del Ministerio de Agricultura, cuya sede sirvió de escenario para su presentación en sociedad, esta iniciativa, de nombre ‘Somos nuestra tierra’, se apoya en las herramientas digitales pero especialmente en la voz de las personas (sobre todo los jóvenes) que viven y trabajan en la España rural.

"Porque me gusta producir alimentos". "Porque me permite conectar con mis raíces". "Porque es una de las profesiones que más llena: el poder recolectar el fruto de tu trabajo al final de la campaña". "Porque la agricultura hace que nuestros pueblos sigan con vida". "Porque además de ser una actividad económica es una forma de enfrentarte al mundo y entender el día a día y cuando desde pequeño lo has vivido y lo has interiorizado tiene que seguir adelante". Lo dicen Ángeles, Xavier, Eva, Marcos..., algunos de los jóvenes que, con su cara y su voz, dan respuesta a la pregunta ‘¿Por qué eres agricultor?’ con la que comienza el vídeo de presentación de la campaña ‘Somos la tierra’. Es una iniciativa nueva y novedosa que, sin embargo, rondaba «desde hace tiempo ya» por las cabezas de los responsables de las Juventudes Agrarias de COAG, que entendían que ya no podían dejar pasar más tiempo sin hacer algo por cambiar unas estadísticas que ponen en riesgo el futuro del sector.

Y es que los datos preocupan y dan buena cuenta «de la magnitud del problema», advierte el responsable del área joven de esta organización agraria, Marcos Garcés, agricultor y ganadero de un pequeño pueblo de Teruel y miembro de la ejecutiva de UAGA, que recalca que «solamente el 0,55% de los perceptores de la PAC en España son menores de 25 años, el 8% tienen menos de 40, mientras que un 38% ya han superado los 65 años».

Para impulsar el rejuvenecimiento del sector y mejorar la imagen (trasnochada) que la sociedad tiene de sus profesionales se ha diseñado esta campaña que utilizará las nuevas tecnologías, pero también el contacto directo y presencial. «Hemos creado una plataforma web que pretende ser el espacio de referencia para los jóvenes que quieren incorporarse al mundo agrario, pero también para las personas con inquietudes e interés por el sector», explica Garcés. Esta plataforma esta estructurada en diferentes secciones. Magazine estará dedicada a especiales, entrevistas y reportajes que pongan en valor el sector y sus actores. Recursos será una espacio divulgativo para ayudar al agricultor en materia de legislación, trámites, solicitud de ayudas, formación... Consultas permitirá que un equipo multidisciplinar de más de 250 profesionales especializados en el sector respondan en tiempo real sobre cuestiones de sanidad vegetal, fertilización, maquinaria, digitalización y cualquiera de los ámbitos que preocupa a los agricultores y ganaderos. Y por último, la sección Conversaciones ofrecerá «en cápsulas de vídeo» encuentros de cinco minutos que relacionen el pasado, «un agricultor que podría ser tu padre o tu abuelo», con el presente, «un estudiante de ingeniería o un joven en paro», ilustra Garcés.

De tú a tú

Pero no todo estará en internet. La campaña también tiene un «ámbito físico» con el que se hará presente a lo largo y ancho de la geografía española, por donde llevará encuentros con los jóvenes del medio rural. «Nuestra experiencia nos dice que los ‘micro-influencers’ agrarios de cada zona son la herramienta más eficaz y poderosa para motivar a jóvenes que viven en el medio rural a elegir la agricultura o la ganadería como profesión de futuro», detalla el representante de COAG.

Habrá también encuentros físicos en las principales capitales españolas en los que se conversará con periodistas, líderes de opinión y personas relevantes del mundo de la cultura, de la empresa, de la música o de la política. «El objetivo es revalorizar la imagen de la agricultura para hacerla atractiva y contemporánea, superando tópicos y perjuicios obsoletos», destaca Garcés, que explica que estas reuniones se celebrarán en «un ambiente ‘cool’ y moderno, que encaje con las experiencias de ocio del urbanita medio».

«Es un problema social»

Desde luego que la falta de jóvenes en el campo preocupa al sector, pero los agricultores y ganaderos insisten en que no es un problema sectorial sino social. «Sin jóvenes se pone en riesgo el futuro de la producción de alimentos, se abandona parte de los espacios naturales y ecosistemas y se deja de lado la cohesión territorial», destaca Garcés, que lamenta que a pesar de repetir una y mil veces que este es el sector más estratégico que existe, son pocos los consumidores que se preocupan por lo que consumen, de dónde viene y cómo y quién lo ha producido. El líder sindical critica que la falta de educación sobre el medio rural y la agricultura comienza en la escuela, donde son muchas más las páginas dedicadas a sectores como el terciario y la energía que a la actividad primaria. «Estamos construyendo una sociedad alejadísima del medio natural», dice.

Por eso, las Juventudes Agrarias de COAG se han puesto manos a la obra, pero quieren también que sean muchos más (especialmente las administraciones) los que arrimen el hombro. «Tenemos problemas de financiación, de acceso a la tierra, de mercados... y sobre todo tenemos una PAC que es una ayuda pública basada en el pasado, que le llega a la gente que está o debería estar saliendo del sector», advierte Garcés. Por eso, reitera que mientras no se supere el actual sistema de derechos históricos y no se orienten las ayudas «a los que nos jugamos el mes y el año con lo que sacamos o no de la agricultura» poco se podrá hacer por la incorporación de jóvenes.

A los que ahora tanto hablan de la despoblación, los jóvenes de COAG les recuerda que tienen a mano y a su disposición una de las mejores armas. «Los jóvenes somos una herramienta estupenda para luchar contra ella», explica Garcés, que señala que «el medio rural no solo es agricultura, pero sin ella no se concibe». Y sabe bien de lo que habla porque, como recuerda, él es de Bañón, un pueblo de Teruel de apenas 100 habitantes, situado en la comarca del Jiloca, un claro exponente de la España vacía y vaciada, en el que «lo social y territorialmente coherente» es el sector agroalimentario con transformación en el territorio y valor añadido.

Él lo sabe bien, y otros muchos jóvenes agricultores como él, también. "Quién tiene que creérselo de verdad son las instituciones y la sociedad", puntualiza.

Una poeta, un sabio concursante, un influencer y una tuitera

El lucernario del Ministerio de Agricultura fue el escenario para la presentación de la campaña de COAG. Un acto en el que demostraron lo alejada de la realidad que está la imagen que la sociedad tiene de los que forman parte del mundo agrario. Como muestra María Sánchez, una veterinaria de campo granadina, autora del poemario ‘Cuadernos de Campo’ cuyas creaciones se pueden leer en francés, portugués e inglés. O José Pinto, ganadero de vacuno en Casilla de Flores (Salamanca), y conocidísimo ex miembro del equipo de ‘Los Lobos’ que están haciendo historia en el programa Boom de Antena 3 respondiendo a preguntas dignas del más culto. También Pedro Gomáriz, joven agricultor de la localidad murciana de Molina de Segura, convertido ya en uno de los principales ‘influencers’ agrarios en el cultivo de cítricos. O María de los Ángeles Rosado, protagonista de tuit más viral de las pasadas Navidades, un vídeo en el que esta joven, agricultora, madre, natural de un pueblo de Guadalajara, explicaba a bordo de su tractor: "Terminando de sembrar. Sin colegio ni pediatra. Médico, una hora a la semana. Y aquí seguimos, con una sonrisa, dando de comer al mundo". Y solo son unos ejemplos.

Etiquetas
Comentarios