Aragón

Tercer Milenio

Teruel centra la innovación bioeconómica

Desde hace un año funciona en Teruel el Centro de Innovación en Bioeconomía Rural (CIBR), que trata de conectar la investigación y la empresa para impulsar la innovación.

Imagen de las instalaciones del Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel.
Imagen de las instalaciones del Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel.
Antonio Garcia/Bykofoto

"Queremos que este edificio sea un punto de encuentro entre el conocimiento y la empresa. Por eso, la innovación es el objetivo final de esta instalación". Con esta rotundidad explica José Antonio Domínguez, director gerente del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), la razón de ser del Centro de Innovación en Bioeconomía Rural (CIBR) de Teruel.

Ubicado en la plataforma logística de Teruel (Platea), el CIBR cuenta con tres laboratorios, en los que ya se trabaja en diversas líneas. Entre ellas, la de búsqueda de una certificación de calidad de la trufa, otra que analiza el proceso de transformación de purines en fertilizante orgánico y una tercera enfocada al análisis de los cereales. Además, el edificio dispone de tres aulas, varios despachos y seminarios y un salón de actos con capacidad para 90 personas, entre otras instalaciones.

Domínguez incide en que han de ser las «estructuras empresariales» las que tengan «el mayor peso» en este espacio. «El centro ha de ser un epicentro del negocio del conocimiento en un momento en el que la sostenibilidad de las empresas pasa por no ser solo económica, sino también medioambiental», asevera. «Hasta hace poco tiempo, la relación entre economía y medioambiente era de pugna y eso era un freno para el desarrollo, pero las políticas europeas recogidas en la Agenda 2030 apuestan por la sostenibilidad en los dos aspectos», explica Domínguez.

Esta sostenibilidad tiene en la bioeconomía una de sus claves. Esta disciplina aboga por la sustitución de productos de origen fósil, como los plásticos o el petróleo, que cada vez van a ser más escasos, por otros de origen biológico, forestal e incluso agrícola. «La bioeconomía se basa en todo lo vivo, por lo que las oportunidades son inmensas», afirma.

La presencia del CIBR en Teruel en ejemplo europeo para el desarrollo de metodologías y modelos a exportar para el crecimiento sostenible. El Gobierno de Aragón busca reposicionar las zonas rurales como áreas de progreso y la provincia turolense cuenta con un gran potencial bioeconómico.

El proyecto del Gobierno aragonés busca ir más allá y aprovecha los recursos bioeconómicos de la zona; potenciar la producción ecológica de cereal, proteaginosas y oleaginosas; producción ecológica cárnica; valorización de subproductos agrícolas y ganaderos para aumentar la fertilidad natural de los suelos y evitar impactos ambientales; y un turismo sostenible.

Contra la despoblación

Además de ser un motor de impulso del negocio del conocimiento, el centro pretende ser «un modelo de lucha contra la despoblación», señala José Antonio Domínguez. «Hasta ahora no hemos dado con las soluciones para este problema -explica- aunque hay realidades que hacen lo que pueden y se crean empresas que generan cien o doscientos empleos, en zonas despobladas es mucho más difícil porque la dinámica económica es más lenta».

El Centro de Innovación en Bioeconomía Rural del Teruel ha cumplido esta semana su primer aniversario, desde que el presidente de Aragón, Javier Lambán, inaugurara sus instalaciones y la puesta en marcha de sus actividades coordinadas por el CITA.

A lo largo de estos doce meses, los esfuerzos se han centrado en comenzar a rodar y se está negociando el acuerdo que permita la incorporación de nuevas empresas ya que el edificio, que fue cedido por el INIA, es Patrimonio del Estado. Se prevé la incorporación de tres empresas en breve espacio de tiempo. «Además queremos reforzar la implicación del INIA para que el CIBR se convierta en el coordinador de los centros de investigación de todas las comunidades autónomas», concluye Domínguez.

Etiquetas
Comentarios