Despliega el menú
Aragón

Renfe confirma el nuevo AVE de bajo coste en la línea Madrid-Barcelona para 2020

Aún no ha decidido si parará en Zaragoza, como sí preveía el anterior proyecto, aunque "no lo descarta". El servicio se incluye en el plan estratégico que la compañía aprueba mañana.

Recreación del AVE de bajo coste, denominado EVA, que presentó el Gobierno del PP hace ahora un año para la línea Madrid-Barcelona.
Recreación del fallido AVE de bajo coste, denominado EVA, que presentó el Gobierno del PP hace ahora un año.
HA

Renfe pondrá en servicio un tren de alta velocidad de bajo coste para la línea que una Madrid y Barcelona antes de diciembre de 2020 debido a la liberalización ferroviaria anunciada para esta fecha. La compañía pública incluye el lanzamiento en el plan estratégico que mañana tiene previsto aprobar su consejo de administración, según informó Europa Press.

De esta forma, la operadora retoma su proyecto de lanzar un AVE ‘low cost’ tras descartar el anunciado hace un año por el PP -denominado EVA- y que en unos días hubiera comenzado los viajes de prueba, tal y como ya publicó este periódico.

Lo que todavía no está decidido es si Zaragoza tendrá una parada, tal y como se preveía en el anterior proyecto de este servicio. No obstante, fuentes oficiales de Renfe apuntaron ayer a este diario que no "se descarta" que así sea finalmente. Recordaron, además, que la capital aragonesa es "una parada clave para un servicio como este de alta velocidad". Estas mismas fuentes se limitaron a señalar que el diseño de esta oferta ferroviaria se encuentra "en periodo de análisis" y todavía no se pueden concretar muchos de sus detalles.

La estación de Delicias es la cuarta del país en número de pasajeros de alta velocidad, solo superada por Madrid (Puerta de Atocha), Barcelona (Sants) y Sevilla (Santa Justa). Más de tres millones de viajeros pasan al año por la estación de Delicias, que aporta más de una cuarta parte de los clientes del corredor Madrid-Barcelona. Se sitúa por delante de capitales que tienen el aliciente adicional de su tirón turístico, como son Valencia, Málaga y Córdoba, a las que llega igualmente la alta velocidad.

La intención de Renfe es que tendría que entrar en circulación antes de que en diciembre de 2020 el transporte de viajeros en tren se abra a la competencia. El calendario que se baraja habla de su puesta en marcha en el segundo semestre del año que viene y así anticiparse a otros operadores del sector, con el fin de hacerse con una demanda y un mercado antes de su apertura.

Renfe ya adujo esta semana pasada que el anterior Gobierno no dejó este AVE de ‘low cost’, bautizado como EVA, preparado para ser lanzado en estos próximos meses y que los plazos anunciados hace ahora un año "no se atenían a la realidad".

El servicio todavía se está perfilando, pero sí parece claro que se tratará de un AVE con un billete más barato, aunque también con menos prestaciones y con capacidad para transportar un mayor número de viajeros. En el caso del fallido EVA, se planteaba una explotación comercial con cinco trenes al día con una tarifa de hasta un 25% más barata que el AVE convencional a costa de poner más asientos, quitar la tradicional cafetería y suprimir el personal de a bordo.

En febrero del año pasado, Aragón reclamó al unísono que este hoy frustrado AVE de bajo coste parara tanto en Zaragoza como en Calatayud. Finalmente, Renfe asumió que lo haría en la capital aragonesa una vez que se hubiera superado el periodo de pruebas. Menos eco tuvo en el Gobierno central la reivindicación en favor de la estación de la localidad bilbilitana.

Etiquetas
Comentarios