Despliega el menú
Aragón

Adiós a las señales que permitían ir a 100 km/h por carreteras nacionales

Tráfico y Fomento culminaron el lunes el cambio en los 918 kilómetros de vías de Aragón que aún tenían esa limitación.

Cambio de la última señal de 100 en Zaragoza, en Alfajarín.
Adiós a las señales que permitían ir a 100 km/h por carreteras nacionales
F. Jiménez

Desde este martes ya no se puede circular a más de 90 kilómetros por hora por ninguna carretera aragonesa (y española) que no sea autopista o autovía o que no disponga de ningún tipo de separación entre los carriles de sentidos opuestos.

El proceso de sustitución de las señales de tráfico de 100 a 90 km/h terminó el lunes después de haber cambiado 180 señales que se extendían a lo largo de 918 kilómetros de vía sin desdoblar y por los que se podía transitar a 100 por hora. De ellos, 491 kilómetros corresponden a la provincia de Teruel, 241 a la de Huesca y 186 a la de Zaragoza.

Los subdelegados del Gobierno de España en las respectivas provincias aragonesas y los responsables de Tráfico se desplazaron a sendos puntos simbólicos en los que se colocaron las últimas señales completando el cambio.

En Zaragoza, se eligió la peligrosa carretera N-II, cuyo desdoblamiento se ha reivindicado de manera histórica por los alcaldes de los pueblos de la zona y los sucesivos gobiernos autonómicos ante el central, sin respuesta positiva. El subdelegado del Gobierno en Zaragoza, José Abadía, junto al jefe provincial de la DGT, José Antonio Mérida, se trasladaron al kilómetro 339 de la N-II a la altura de Alfajarín.

En Huesca, la subdelegada del Gobierno, Isabel Blasco, junto a la jefa provincial de Tráfico, Margarita Padial, acudieron a los puntos kilométricos 205 y 816 de la N-240.

En Teruel, la provincia aragonesa con más kilómetros de carreteras convencionales (491 kilómetros) la última señal sustituida fue la del kilómetro 115 de la N-234, y se hizo en presencia del subdelegado, José Ramón Morro, el jefe de Tráfico, Javier Agulló.

En los tres escenarios estuvieron presentes responsables de Fomento y de la Guardia Civil y se destacó que el objetivo de la medida es reducir el número de muertos en las carreteras convencionales, en las que se registra el 75% de los accidentes mortales. Circular por encima de 90 km/h –o de 80, en el caso de camiones, furgonetas o caravanas– supondrán sanciones de 100 a 600 euros y pérdida de 2 a 6 puntos.

Etiquetas
Comentarios