Aragón
Suscríbete

La DGA activa la alerta por crecidas y la Ribera Alta espera hoy la punta

El río alcanzará entre 4,1 y 4,5 metros de altura y caudales máximos de 1.400 a 1.600 m3/s, según la CHE.

El Ebro ha pasado en las últimas 24 horas de 315 m3/s a los más de 780 de ayer por la tade.
El Ebro ha pasado en las últimas 24 horas de 315 m3/s a los más de 780 de ayer por la tade.
Guillermo Mestre

La punta de la primera avenida ordinaria del Ebro del año alcanzará en las próximas horas la Ribera Alta y llegará mañana por la tarde a Zaragoza. Las previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) apuntan a que el río registrará caudales máximos de entre 1.400 y 1.600 metros cúbicos por segundo y una altura de entre 4,1 y 4,5 metros, un dato sujeto al parte meteorológico y a la incertidumbre propia de este tipo de episodios.

El Gobierno de Aragón activó 3l viernes la fase de alerta del Plan Especial de Protección Civil por Riesgo de Inundaciones y avisó de la situación a todos los ayuntamientos de la ribera, incluida Zaragoza capital. No se prevé, en todo caso, tener que pasar a la fase de emergencia, que sí tuvo que activarse con la crecida extraordinaria de abril. Entonces, el Ebro sobrepasó los 2.000 metros cúbicos por segundo y anegó miles de hectáreas. Los entre 4,1 y 4,5 metros de altura que alcanzará este fin de semana se quedarán alrededor de un metro por debajo de la marca de este último episodio.

La Confederación Hidrográfica, por su parte, confirmó que el caudal del Ebro no registrará una disminución significativa al menos hasta el martes. Aunque los valores permanecerán dentro de los márgenes de avenida ordinaria y no se prevén desbordamientos generalizados, el organismo no descarta que finalmente puedan superarse los valores indicados en las previsiones del Sistema Automático de Información Hidrológica (Saih).

El río ‘regarᒠcampos de la Ribera Alta, pero no provocará, a tenor de las previsiones, afecciones en los núcleos urbanos, donde, a diferencia de lo ocurrido hace menos de un año, no será necesario reforzar las defensas.

Este viernes, el caudal del Ebro se disparó hasta sobrepasar ampliamente los 780 metros cúbicos por segundo a su paso por Zaragoza, dato que contrasta con los apenas 66,5 de principios de semana.

La situación que se vivirá tanto en Zaragoza como en Castejón, donde el río hizo ayer una primera punta de más de 1.500 metros cúbicos por segundo y seguirá en unos niveles altos al menos hasta este sábado, obedece a las fuertes precipitaciones registradas en la cuenca alta del Ebro, de entre 75 y 300 litros por metro cuadrado, según información de la CHE.

Las fuertes lluvias sí han generado avenidas de carácter extraordinario en varios afluentes de la margen izquierda de la cuenca alta y en el propio Ebro en su tramo alto. Entre la cabecera del río hasta su confluencia del Aragón, de hecho, se ha registrado la segunda mayor crecida de los últimos 20 años. Las previsiones meteorológicas no permiten descartar una nueva avenida de cara a la próxima semana, ya que mañana y sobre todo al lunes se espera un nuevo frente que descargará más precipitaciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión