Despliega el menú
Aragón

Protesta ante el hospital Militar

La veintena de trabajadores eventuales a los que el Ministerio de Defensa no renovó sus contratos el pasado día 20 han salido a la calle. Algunos llevaban hasta 15 años con contratos concatenados.

Los trabajadores protestaron ante la puerta del Militar.
Los trabajadores protestaron ante la puerta del Militar.
Guillermo Mestre

Los trabajadores eventuales del hospital Militar de Zaragoza a los que el Ministerio de Defensa no renovó sus contratos el pasado día 20 han protestado este jueves ante las puertas del centro sanitario. Consideran una “discriminación” y una “injusticia” que el Ministerio haya roto la relación laboral con ellos, mientras ha contratado a 19 profesionales de otras categorías (9 médicos y 10 enfermeros).

“Parece que son más importantes que nosotros que somos técnicos de enfermería y celadores. No entendemos por qué nos han dejado fuera, algunos incluso llevan 15 años con contratos concatenados”, ha lamentado un afectado. Algunos trabajadores del Militar han salido para apoyar a los que han sido sus compañeros hasta hace pocos días.

En concreto, Defensa no ha renovado a 14 técnicos de auxiliares de enfermería, siete celadores, un técnico de laboratorio y un fisio. Los afectados no descartan continuar con las movilizaciones para protestar por la rescisión de sus contratos después de tantos años.

La movilización de estos trabajadores llega tras varias semanas complicadas en el hospital Militar, que el año pasado reforzó su colaboración con el Servicio Aragonés de Salud. A través de este convenio, más de 70.000 zaragozanos del barrios próximos tienen este centro como hospital de referencia.

La falta de personal obligó a cerrar la unidad de cuidados intensivos e incluso a dejar de ingresar a pacientes. Tras días de negociación, el Salud accedió este mismo lunes a contratar a una veintena de profesionales (entre ellos, 7 enfermeras, 4 auxiliares, 4 celadores y varios auxiliares administrativos) para poder reabrir una planta con 35 camas y que el Militar pudiera volver a ingresar a pacientes (tanto desde sus Urgencias como desde el Miguel Servet). Sobre todo, para aliviar la presión asistencial motivada por la gripe.

No obstante, fuentes internas del hospital Militar reconocieron hace unos días que todavía quedan muchos flecos por resolver del convenio con el Salud, sobre todo, respecto al personal que aporta cada una de las partes.

Etiquetas
Comentarios