Despliega el menú
Aragón

Renfe sostiene que los plazos del AVE de bajo coste anunciados por el PP "no se atenían a la realidad"

El aplazamiento sin fecha del EVA, prometido para febrero, provoca un cruce de críticas y reproches políticos en Aragón.

Recreación del AVE de bajo coste, denominado EVA, que presentó el exministro De la Serna hace un año.
El AVE de bajo coste que debía estrenarse en 15 días se aplaza sine díe para «reformularlo»
HA

La actual dirección de Renfe sostuvo este martes que los plazos anunciados hace un año por el "anterior equipo del PP" en la compañía para la puesta en marcha del AVE de bajo coste, por los que los trenes deberían circular en pruebas en 15 días en la línea Madrid-Barcelona, "no se atenían a la realidad". Solo un día después de que este diario publicara que la compañía aplazaba sine díe el lanzamiento del denominado EVA para "reformular" la propuesta, Renfe endureció su postura oficial para asegurar que cuando accedieron a mediados del año pasado ni estaba finalizado el proyecto ni realizado el estudio comercial. También destacó que los anteriores gestores "nunca" licitaron la estación de El Prat ni la remodelación de los trenes, "imprescindibles para el desarrollo del proyecto en los términos en que fue anunciado hace un año".

El posicionamiento de la cúpula de Renfe nombrada por el Gobierno socialista se hizo público al mismo tiempo que los partidos aragoneses salían públicamente a criticar el aplazamiento e incluso un cruce de reproches entre PP, PSOE y CHA.

Mientras la compañía insistía en que trabaja en su plan estratégico y que en los "próximos meses" podrá fijar "una serie de plazos realistas" para el lanzamiento del AVE de bajo coste, el diputado autonómico y secretario del PP-Zaragoza, Javier Campoy, registraba una iniciativa en las Cortes para rechazar la "decisión del Gobierno" de retrasar sine díe la puesta en marcha del EVA e instar a Fomento a "reanudar los trabajos", comunicando los plazos previstos y ratificando su compromiso de que la línea incluya parada en Zaragoza.

Campoy lamentó lo que entendía como un "nuevo agravio" del presidente, Pedro Sánchez, con Aragón. "Qué más tiene que suceder en Aragón, qué falta de respeto más nos tienen que hacer a los aragoneses, qué agravio más tenemos que soportar para que el presidente aragonés, Javier Lambán, llame a Pedro Sánchez, le saque los colores y le pida que convoque elecciones", subrayó.

Su dura crítica en las Cortes provocó la comparecencia del portavoz socialista, Javier Sada, quien recurrió al mismo argumentario de Renfe para sostener que el PP no avanzó "nada" con la "complacencia" del partido en Aragón, además de recordar que se condicionó la parada en Aragón a los resultados de las pruebas. Y acusó a Campoy de protagonizar una "sobreactuación", fruto de los "nervios electorales".

El portavoz de CHA, Gregorio Briz, aludió también a que el proyecto estaba "verde" cuando se anunció, aunque se mostró reivindicativo al exigir su puesta en marcha y que pare en Aragón.

El resto de partidos fueron críticos. Raúl Gay (Podemos) lamentó que el EVA haya acabado en "otro proyecto fantasma, como tantos en infraestructuras". Y añadió: "Se promete algo, se da publicidad y queda en nada. Duele, pero no sorprende", dijo.

Arturo Aliaga (PAR) aseguró que no consentirán que Aragón salga perjudicada en los nuevos planes del Gobierno socialista, al que cuestionó por aplazar el EVA. Jesús Sansó (Cs) consideró que todo indica que el PSOE ha optado "por ir descartando proyectos del anterior gobierno", mientras Álvaro Sanz censuró lo que tachó de "estafa" sin dejar de criticar el abandono del tren convencional.

Etiquetas
Comentarios