Despliega el menú
Aragón

El EADA cumple 25 años en la Base de Zaragoza a las puertas de salir de misión hacia el Báltico

El Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo tiene 330 integrantes y ahora están en Senegal y Gabón

El jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, general Javier Salto, esta mañana en la Base de Zaragoza durante el acto del 25 aniversario del EADA.
El jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, general Javier Salto, esta mañana en la Base de Zaragoza durante el acto del 25 aniversario del EADA.
Guillermo Mestre

El Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) ha cumplido sus 25 años en un acto que se ha celebrado en la Base de Zaragoza que ha presidido el jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, general Javier Salto Martínez-Avial.

La unidad que nació en 1994 con 20 integrantes, ahora ya son 330 y están desplegados en las misiones de Senegal y Gabón, de protección de las aeronaves del Ala 31 enviados  al destacamento Marfil de apoyo a las tropas de Francia para combatir el yihadismo.

Está previsto que integrantes del EADA se vayan en el mes de mayo a la base de Siaulai (Lituania), en apoyo del Ala 12, con cazabombarderos F-18, que participan en la misión de Policía Aérea del Báltico.

La celebración se ha realizado en un hangar en la Base de Zaragoza, a la que junto al EADA, que es  una unidad paracaidista, se sumaron efectivos del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas de Murcia y de la Guardia Real.

El 23 de enero de 1948 se produjo el primer salto de paracaidistas en Alcantarilla (Murcia) y hoy también se conmemoraba el 71 aniversario, al que han sido invitados integrantes ya retirados de estas unidades.

El general José Luis Figuero, el paracaidista que ha alcanzado la mayor graduación y fue jefe del EADA, ha recordado a los compañeros que dejaron la vida (han sido 14, de los cuales 12 fallecieron en el accidente del avión Yak-42 en 2003). Algunos de las familias de las víctimas fueron invitados al acto que ha concluido con un vermú. Además, el general ha realizado una defensa de la innovación de la unidad de la Base y los valores que han dejado huella.

Por su parte, el comandante Humberto Briones ha detallado que el EADA se ocupa de desplegarse y preparar el terreno para otras unidades que llegan después, a las que protege.

Asimismo, ha destacdo que en los 25 años pasados la misión más intensa fue la de Afgansitán, donde estuvieron 13 años seguidos y fue la unidad de la OTAN que más tiempo pasó allí en esa campaña, en la que murieron 12 de sus integrantes en el accidente del Yak-42.

Es una unidad que ha ido creciendo y ahora se han copiado otros países este modelo porque tiene varias capacidades para iniciar un despliegue de un contigente hasta la defensa aérea y la escolta o protección de aeronaves.

Etiquetas
Comentarios