Despliega el menú
Aragón

Atades quiere iniciar en junio las obras del nuevo colegio especial San Martín de Porres

La entidad va a negociar con el Ministerio de Hacienda la regularización de la propiedad.

Una niña usuaria del colegio Martín de Porres, este martes, en uno de los servicios del centro de Atades.
Una niña usuaria del colegio Martín de Porres, este martes, en uno de los servicios del centro de Atades.
Guillermo Mestre

Tras ocho años de gestiones y espera, Atades está decidido a iniciar el próximo junio las obras del nuevo colegio de educación especial San Martín de Porres de Zaragoza, en el que invertirá unos siete millones de euros, con el derribo de las actuales instalaciones, sitas en la calle de Octavio de Toledo.

La cuestión que de momento sigue en el limbo y que es clave para que los trabajos puedan comenzar con todas las garantías es la propiedad del edificio. El suelo, en principio, pertenece a Patrimonio del Estado, ya que existe un documento de 2013 en el que este amplía la cesión a la entidad durante 20 años más. El Ayuntamiento de Zaragoza se desentendió de la titularidad del inmueble a finales del año pasado. La entidad va a negociar con el Ministerio de Hacienda la regularización de toda la propiedad, una gestión que espera solucionar con tiempo suficiente para que los trabajos arranquen en verano tal como tienen planificado.

El presidente de Atades, Jesús Soto, dio a conocer el calendario que manejan para esta actuación durante la visita que llevaron a cabo este martes a las actuales dependencias las consejeras de Ciudadanía y Derechos Sociales y de Innovación, Investigación y Universidad, Mariví Broto y Pilar Alegría, respectivamente. Si se cumplen los plazos previstos, el nuevo colegio abriría sus puertas para septiembre de 2020.

La puesta en marcha de este proyecto provocó que el Ayuntamiento zaragozano, por los problemas de titularidad del edificio, tras décadas de pagar los gastos de mantenimiento y del conserje del colegio dejara de hacerlo. Soto reclamó un "convenio" para que el Consistorio siga asumiendo estos costes que ahora sufraga Atades.

El espacio casi se cuatriplica

El centro San Martín de Porres pasará de 1.500 metros cuadrados a 5.500, lo que casi cuatriplica su espacio actual, tendrá capacidad para 150 usuarios y estará dotado con los últimos avances tecnológicos y los medios técnicos más modernos para atender a los alumnos, incluida una piscina terapéutica. Otra novedad será una zona residencial de diez plazas destinadas a favorecer los respiros familiares y a dar una solución a los habitantes del medio rural. El proyecto incluye también, especificó Soto, 34 plazas de garaje, algunas de las cuales se sacarán a alquiler.

Durante los 15 meses que duren los trabajos, los 110 usuarios de San Martín de Porres se trasladarán a las dependencias del también colegio especial San Antonio de Atades, que cuenta con 29 alumnos. En un futuro ambos se unificarán en las nuevas instalaciones.

El dirigente de Atades defendió la necesidad de acometer cuanto antes las obras. Recordó que el actual edificio data de 1964 y presenta "serios problemas de accesibilidad". En algunas zonas los padres y los trabajadores se ven obligados a cargar con las sillas de ruedas para subir estrechas escaleras. "Hace poco una noche se cayeron al patio unos cascotes de la fachada. Con suerte a esas horas no había nadie, pero podía haber ocurrido durante el día y provocar un accidente", explicó Soto.

El colegio dispondrá de plazas para niños a partir de un año, ahora los más pequeños acceden con tres, e incorporará tecnología intensiva para los procesos de estimulación y rehabilitación.

"La ley de la discapacidad se aprobará en esta legislatura"

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales de la DGA, Mariví Broto, aseguró este martes que la ley de discapacidad, actualmente en el Parlamento, "se aprobará en esta legislatura". "El procedimiento se ha alargado por el proceso de participación que se está llevando a cabo, pero tenemos el compromiso de todos los partidos políticos de asumir esta ley", afirmó. Precisamente este miércoles se celebra en las Cortes una nueva sesión de la ponencia que estudia el proyecto de ley de los derechos y la atención a las personas con discapacidad, en la que se plantea sancionar la discriminación a este colectivo con multas que irán desde 300 euros hasta un millón.

Además, Broto destacó que el Gobierno de Aragón comparte con Atades "el compromiso de que las personas con discapacidad tengan los mismos derechos" y el trabajo por su bienestar y la calidad de los servicios. Puso como ejemplo que el Ejecutivo cuenta con 500 plazas concertadas con esta entidad. También mostró la confianza del Gobierno en el tercer sector y destacó la importancia de su trabajo. "Es un bagaje fundamental e importante", dijo.

Etiquetas
Comentarios