Despliega el menú
Aragón

Nace la asociación aragonesa de excursionismo canino

La entidad sin ánimo de lucro busca estrechar el vínculo entre humanos y perros a través de la participación de estos animales en actividades de montaña como el descenso de barrancos o el rafting.

Actividades en la nieve.
Actividades en la nieve.

Los perros son un miembro más de la familia para muchas personas. No solo hacen compañía, entretienen y cuidan de sus amigos humanos, también pueden convertirse en auténticos compañeros de aventuras. Al contrario de lo que muchas personas piensan, estos animales tienen una gran capacidad de adaptación y, lejos de convertirse en un obstáculo, pueden participar en las mismas actividades al aire libre que sus dueños. Senderismo, descenso de barrancos, esquí o rafting son solo algunas de ellas.

Precisamente con el objetivo de fomentar la participación de los perros en actividades de montaña, acaba de nacer la Asociación Aragonesa de Excursionismo Canino (AAEC), que busca estrechar el lazo entre humanos y perros a través de estas prácticas. “La finalidad es que el perro esté con nosotros porque eso hace que crezca el vínculo humano-perro en un entorno natural, que es muy positivo. Queremos demostrar que el perro no limita, no ata tanto como se cree, sino todo lo contrario, se puede adaptar y disfrutar. Además, estar en la montaña con más perros fomenta su sociabilización, que en la ciudad es imposible porque hay muchos más estímulos”, señala Anna Martínez, presidenta de la AAEC.

Hace seis años que la primera asociación de este tipo se fundó en Cataluña y, desde entonces, son varias las comunidades que han seguido su ejemplo para constituir sus propias delegaciones. La aragonesa ha sido una de las últimas en crearse, aunque algunas de las actividades que promueve esta entidad sin ánimo de lucro ya se vienen realizando en territorio aragonés desde hace tiempo. “Llevamos años haciendo descenso de barrancos con perros en la Sierra de Guara, donde hemos sido pioneros”, comenta Martínez.

Además de los barrancos, la asociación propone otras muchas actividades. El ascenso a “picos viables con perros” es otra de las más exitosas. “Primero las realizamos nosotros para evaluar la dificultad y, luego, en la mayoría de salidas, vienen guías profesionales”, explica Anna. En Aragón, ya han realizado excursiones con perros a la Basa de la Mora (Ibón de Plan), a la Selva de Oza o al Aneto. “Hay un paso complicado al final de la ascensión al Aneto por el que no todos los perros pasaron. Llevan un arnés especial para que vayan asegurados, pero solo pasan por su propia decisión, si se bloquean, no se les obliga a continuar”, añade. Para aquellos que quieran realizar salidas con niños o andadas de menor dificultad, existen rutas senderistas de medio día particularmente aptas para perros mayores o muy jóvenes.

También hay actividades acuáticas, como el kayak en pantanos o el rafting en ríos, aunque para estas es imprescindible que al perro le guste el agua. “Hay distintos niveles y los perros llevan chalecos de agua, que también les evitan rozaduras. Además, en el kayak, pueden elegir ir dentro de la barca o nadando, siempre tienen libertad. Estas actividades funcionan muy bien y se establece una relación de confianza muy fuerte entre humanos y perros”, apunta la presidenta.

El esquí es otro de los deportes cuya viabilidad con perros se está estudiando. “En Cataluña, se están realizando pruebas piloto con veterinarios, etólogos y educadores caninos que evalúan el riesgo. Se está intentando adaptar la pista y si funciona en Cataluña, lo presentaremos también en Aragón”, añade.

Campamentos escolares y viajes solidarios

Bajo el nombre de ‘Dog Camp’, la Asociación Catalana de Excursionismo Canino prepara unos campamentos escolares con perros, en los que los niños conviven 24 horas con ellos. Los fines son educativos y lúdicos, ya que, además de realizar actividades deportivas en el medio natural, se enseña a los pequeños a respetar a los animales, a reconocer las necesidades de sus perros e incluso a pasearlos. “Normalmente, son los papás los que los cuidan, por eso, aquí se enseña a los niños a reforzar ese vínculo con sus perros”, explica Anna Martínez. La presidenta de la asociación aragonesa espera poder desarrollar esta iniciativa en Aragón, si no este año, al que viene.

Otra de las actividades que la organización aspira a poner en marcha en Aragón son los viajes solidarios, tanto nacionales como internacionales. Desde Cataluña, ya se han organizado viajes por el Camino de Santiago para recaudar dinero para las protectoras de animales. “Algunos perros siguen a los peregrinos hasta que llegan a Santiago y luego se quedan allí, y eso es un problema”, comenta Martínez. La asociación catalana también realizó un viaje a Marruecos para llevar material escolar a niños y familiarizarlos con los perros para que les pierdan el miedo.

Además de todas estas actividades, la Asociación imparte formación relacionada con los perros y la seguridad en salidas de montaña. Asimismo, colabora con entidades sociales a través del entrenamiento de perros de asistencia para terapias con niños y personas mayores.

La labor solidaria es, sin duda, una de las principales motivaciones de la Asociación, de ahí su estrecha colaboración con protectoras locales, como las de Monzón o Jaca. Algunas de las salidas se organizan con el objetivo de recaudar fondos para cuidar de los perros abandonados, así como conseguir voluntarios o promover las adopciones.

Etiquetas
Comentarios