Aragón

El déficit de especialistas se acentúa en Aragón, según el Defensor del Paciente

La entidad tramitó 342 denuncias en 2018, muchas por lista de espera. Hay 17.074 pacientes que aguardan una operación.

Acceso principal al hospital Obispo Polanco de Teruel.
Acceso principal al hospital Obispo Polanco de Teruel.
Antonio García/ bykofoto

El déficit de especialistas se acentúa en Aragón, especialmente a la hora de cubrir algunas plazas de centros periféricos fuera de Zaragoza. Así lo recoge la memoria anual del Defensor del Paciente que hace balance de su actividad durante 2018 y la atención ofrecida a los aragoneses. En total, la asociación tramitó 342 denuncias por negligencias médicas –252 en Zaragoza, 67 en Huesca y 23 en Teruel– frente a las 317 de 2017. A nivel nacional, suma más de 14.000.

Las listas de espera o los servicios de Cirugía General, Urgencias o Traumatología vuelven a ser los principales motivos de estas quejas. No obstante, según reconoce este mismo documento, el número de pacientes pendientes de una intervención ha descendido a los 17.074 (había más de 20.000 el año anterior).

Además, señala que Aragón se sitúa en la "zona templada" de la demora media para una operación. Un aragonés espera 80 días, cuando la media nacional está en los 91. La memoria incide en que los mayores retrasos se registran en Traumatología, Neurocirugía y Cirugía General.

Achaca gran parte de estos problemas a la carencia de profesionales y a la "falta de planificación en materia de recursos humanos de las administraciones". Hace especial mención al déficit de anestesistas que obligó a suspender quirófanos en el hospital Obispo Polanco de Teruel, o al "cuello de botella" que se generó durante el primer trimestre de año en la lista de espera de los enfermos de corazón. "Muchos de ellos fueron derivados a Santander para ser operados y así aliviar la congestión", subraya.

Según esta asociación, las medidas "más acertadas" para paliar la falta de médicos serían la estabilidad laboral, la retribución económica y el incremento de plazas MIR (formación).

Otra opción, según el Defensor del Paciente, sería retrasar la edad de jubilación para que los médicos de más de 65 años puedan seguir ejerciendo. En Aragón, Sanidad lo ha autorizado hasta los 67 años, pero el sindicato médico CesmAragón reclama que los profesionales puedan continuar ejerciendo hasta los 70. El Defensor del Paciente destaca Oncología, Ginecología, Oftalmología, Anestesiología, Urología y Dermatología, junto a Medicina de Familia y Pediatría, las especialidades con más carencia de efectivos.

Etiquetas
Comentarios