Aragón

China, un país de oportunidades para estudiantes e investigadores aragoneses

La colaboración entre la Universidad de Zaragoza y la de Nanjing permite ampliar los estudios o trabajar en el país asiático.

Una delegación de la Universidad Tecnológica de Nanjing (China) ha visitado la Universidad de Zaragoza.
Una delegación de la Universidad Tecnológica de Nanjing (China) ha visitado la Universidad de Zaragoza.
UZ

Son casi 10.000 los kilómetros que separan Aragón de la ciudad china de Nanjing, cerca de 24 horas de viaje y alguna que otra escala aérea. Puede parecer una distancia demasiado larga, pero la Universidad de Zaragoza (UZ) y el Instituto Confucio llevan tiempo trabajando en acortarla a través de su acuerdo de colaboración con la Universidad Tecnológica de la ciudad asiática. Gracias a este convenio, estudiantes, profesores e investigadores aragoneses tienen la oportunidad de continuar su formación o de trabajar en China.

“Si quieres, mañana mismo tienes la oportunidad de encontrar trabajo en China, en la universidad o en empresas”, afirma Rafael de Miguel González, director del Instituto Confucio de la Universidad de Zaragoza. “China es el taller del mundo y la ciudad de Nanjing está muy cerca de Shanghái, que tiene una actividad económica potentísima. Y la Universidad de Zaragoza es una de las principales universidades españolas en su relación con China”, añade.

Informática, tecnología, medicina, química o ingeniería son algunas de las áreas de estudio con más oportunidades en el gigante asiático. La Universidad Tecnológica de Nanjing, que “está entre las 20 primeras de China, de más de 3.000”, cuenta con más de una veintena de centros de investigación, algunos de ellos entre los más punteros del país, que estudian disciplinas muy diversas. “En Medicina, por ejemplo, hay mucho interés en la investigación del cáncer o incluso hay grupos dedicados a estudiar la clonación. Otro campo con muchas oportunidades en China es la astrofísica, de hecho, en la universidad investigan el satélite enviado recientemente a la cara oculta de la luna”, comenta De Miguel.

La colaboración entre la Universidad de Zaragoza y la de Nanjing permite a estudiantes de máster y doctorado ampliar sus estudios en la ciudad china mediante becas. Asimismo, ofrece oportunidades laborales, sobre todo en el ámbito académico e investigador, a través del programa de captación de talento ‘Recruitment of global talents’ de la institución asiática. Esta misma semana, una delegación de la Universidad Tecnológica de Nanjing ha viajado a la capital aragonesa para extender los lazos con las instituciones aragonesas. Uno de los acuerdos, firmado este mismo jueves con la UZ, establece un protocolo de colaboración en investigación en nanociencia y nanomateriales que permitirá realizar intercambios a estudiantes y profesores de la universidad aragonesa con sus homólogos de la china.

Los programas de becas de la Universidad Tecnológica de Nanjing están dotados de diferentes cuantías económicas según el grado de formación (máster o doctorado) de los alumnos o de la experiencia profesional de los profesores e investigadores. Además, la institución china aporta ayuda logística a los seleccionados, por ejemplo, en temas de alojamiento. “Irse a China no es como irse a Madrid, por eso se van con el respaldo de la Universidad de Zaragoza y la de Nanjing, no se van sin red”, explica Rafael de Miguel.

Desde el Instituto Confucio de la UZ animan a los estudiantes, investigadores y profesores universitarios aragoneses a vivir la experiencia asiática. “Animamos a la gente a hacerlo, no tienes que irte toda la vida, te puedes ir uno o dos años y luego volver. Además, en estas áreas de estudio no es obligatorio hablar chino, en cambio, vuelves con un nivel de inglés mucho más alto y una visión más cosmopolita”, apunta el director del centro.

La ciudad de Nanjing es una de las más grandes de China y la segunda de su provincia, Jiangsu, por detrás de Shanghái. “Es una ciudad imperial, como Zaragoza, por eso compartimos muchos vínculos culturales, y cuenta con una universidad con tecnología punta. Solo podemos hacer una valoración positiva de lo que ofrece”, detalla De Miguel.

Otros acuerdos con China

Además del acuerdo de colaboración con la Universidad de Zaragoza, la delegación de Nanjing se ha reunido esta semana con la Agencia Aragonesa de Investigación y Desarrollo (ARAID) para promover una segunda edición del encuentro ‘Sino-Spain Scientific and Innovation Forum’, en el que también participan el Instituto Confucio de la UZ y el grupo Zeumat. La iniciativa se celebró por primera vez en junio de 2018 y permitió establecer un marco de cooperación para el sector biomédico y farmacéutico entre España y China.

“Son sectores que están viviendo importantes avances y que giran en torno a la ingeniería molecular para productos biomédicos, diagnósticos y diseño de nuevos dispositivos para usos médicos, la utilización de la ingeniería en tejidos y medicina regeneradora, farmacología y nanómetros para aplicaciones médicas y terapias avanzadas para la investigación del cáncer”, indican desde el Gobierno de Aragón.

Por otra parte, el Colegio Británico de Aragón instalará la primera aula del Instituto Confucio en un centro escolar, gracias al acuerdo al que ha llegado con la institución universitaria. El colegio integrará el chino en la formación curricular de primaria y secundaria, y ofrecerá a sus alumnos la posibilidad de realizar intercambios escolares con China.

Etiquetas
Comentarios