Despliega el menú
Aragón

Inquietud entre las empresas que gestionan los comedores escolares de Zaragoza

Las nuevas adjudicatarias no saben aún la fecha exacta en que comenzarán a dar servicio, lo que les genera incertidumbre

Seis empresas serán las que se encargarán de gestionar los comedores escolares de Zaragoza
Seis empresas serán las que se encargarán de gestionar los comedores escolares de Zaragoza
Javier Blasco.

Las empresas adjudicatarias de los comedores escolares de los colegios públicos de la provincia de Zaragoza están inquietas y molestas ante la forma como se está desarrollando el proceso de concesión de estos nuevos contratos.

La fecha avanzada por el Departamento de Educación, antes de las vacaciones de Navidad, para hacer el cambio en la gestión de estos servicios se ha ido retrasando sobre la marcha, lo que ha cogido por sorpresa tanto a los trabajadores como a los centros y a las propias concesionarias.

Aunque, en principio, la DGA aseguró que sería ayer, día 8, cuando entrarían en vigor los nuevos contratos, posteriormente reconoció que deberían retrasarse una semana más.

Y hace unos días, un representante de Educación volvió a demorar la fecha al comunicar a una representación sindical que la Consejería preveía que estaría todo resuelto a finales de enero.

Esta falta de concreción está generando preocupación entre los trabajadores de los comedores –tanto en el personal de cocina, en el caso de los centros que cuentan con una instalación propia en el colegio, como entre las monitoras y cuidadoras–, las familias y las propias compañías, alguna de las cuales reconocía ayer el malestar y la incertidumbre que se está generado, ya que han tenido que modificar, deprisa y corriendo, la organización y las previsiones que muchas de ellas habían hecho antes de las vacaciones.

En algún caso, compañías que no han logrado la adjudicación para seguir en algún centro en el que ahora sí prestan servicio se habían despedido ya de los trabajadores y habían retirado de los colegios mercancías y enseres.

En otros, empresas que ahora no trabajan en colegios zaragozanos o que no se ocupan de un centro concreto habían aprovechado los días previos a la Navidad para visitar los comedores adjudicados provisionalmente y probar las instalaciones.

El retraso en las fechas previstas para adjudicar los contratos definitivamente hizo que ayer alguna de estas compañías tuviera que ‘improvisar’ el menú de los escolares, ya que hasta que no entren las nuevas concesionarias, las anteriores deben seguir prestando el servicio.

Desde la Plataforma por unos comedores escolares públicos de calidad se criticó ayer que Educación no haya informado a las familias de los retrasos.

Asimismo, el portavoz de esta asociación, Pablo Alconchel, explicó que tampoco se tiene certeza sobre la fecha en la que se producirán los cambios de empresas, ya que la organización Mensa Cívica ha anunciado que recurrirá la adjudicación definitiva de los contratos y que está analizando la posibilidad de presentar un contencioso administrativo.

Educación y esta organización discrepan sobre la posibilidad de que estos recursos retrasen o paralicen el proceso.

El representante de la Plataforma por unos comedores públicos de calidad avanzó que se reunirán mañana con miembros del Departamento de Educación para hablar de esta situación.

Asimismo, explicó que aprovecharán la reunión para preguntar por el plan de instalación de cocinas en los centros educativos de Aragón y por el protocolo para que miembros de la Plataforma pueda evaluar y controlar el servicio de comedor escolar.

Etiquetas
Comentarios