Despliega el menú
Aragón

Guantes y estufa... en el centro de salud

Trabajadores del ambulatorio de Univérsitas de Zaragoza han vuelto a denunciar las bajas temperaturas que se registran en las instalaciones sanitarias durante el invierno.

Algunos trabajadores de la zona de Admisión llevaban este viernes bufandas para combatir el frío.
Algunos trabajadores de la zona de Admisión llevaban este viernes bufandas para combatir el frío.
Toni Galán.

Con bufanda, guantes y hasta con una pequeña estufa en los pies. Así estaban trabajando este viernes por la mañana los trabajadores de la unidad de Admisión del centro de salud de Univérsitas, en la calle de Andrés Vicente de Zaragoza. No es la primera vez que el personal lamenta las bajas temperaturas que soportan en las instalaciones durante el invierno. Según denunció el personal, en el almacén llegó a haber este viernes a media mañana solo 13 grados y en el vestuario de hombres, 15. En otros puntos del equipamiento se alcanzaba los 17.

«Es insoportable trabajar así. Hoy –por el viernes­– estamos un poco mejor porque hemos puesto dos calefactores y no salta el sistema. Otros días no aguantaba», lamentaba uno de los trabajadores del centro de salud, que todavía atendía a los usuarios con guantes y una amplia bufanda para intentar entrar en calor. «El problema es que vienen a arreglarlo y no sirve de nada. A la media hora estamos helados otra vez. Está todo frío: mesas, sillas...», criticaba un trabajador. Algunos médicos tienen en la consulta una pequeña estufa para poder calentarse las manos antes de explorar a los pacientes.

La queja por el frío se ha repetido otros inviernos. El año pasado el personal ya protestó por las continuas averías del sistema de calefacción, que tiene más de 20 años y no da abasto para calentar de manera adecuada el edificio. El centro de salud de Univérsitas es uno de los que más población tiene asignada (unos 30.000 tarjetas sanitarias de la capital aragonesa).

Etiquetas
Comentarios