Aragón

Cerca de 21.000 extranjeros tienen derecho a voto en las elecciones municipales

En enero termina el plazo para inscribirse en el censo electoral de extranjeros, imprescindible para poder votar el 26 de mayo.

Acto en favor del voto de los inmigrantes en Zaragoza.
José Miguel Marco

Cerca de 21.000 extranjeros residentes en Aragón tienen derecho a voto en las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. Son ciudadanos de países de la Unión Europea (incluido Reino Unido mientras no consume el Brexit) y de algunos países que tienen acuerdos de reciprocidad con España (como Colombia o Ecuador). Estos posibles electores deben estar empadronados e inscribirse en el censo electoral de extranjeros residentes en España, un trámite que muchos desconocen.

La inscripción en el censo electoral de extranjeros es requisito imprescindible para poder votar. El plazo termina pronto: el 30 de enero para los ciudadanos de la Unión Europea y el 15 de enero para los que proceden de alguno de los países con los que hay acuerdo (Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Cabo Verde, Corea del Sur, Islandia, Noruega, Nueva Zelanda, y Trinidad y Tobago). Quienes se inscribieron para las elecciones de 2015 y quieren volver a participar, deben inscribirse de nuevo.

Según el Instituto Nacional de Estadística, 10.609 ciudadanos de la UE residentes en Aragón tienen derecho a voto en las municipales (6.891 en la provincia de Zaragoza, 2.641 en la de Huesca y 1.077 en la de Teruel). A estos hay que sumar los que proceden de los países con acuerdos de reciprocidad: un total de 11.041 empadronados (a los que habría que restar los menores de 18 años y los que no tengan permiso de residencia), según señala el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

La normativa del Ministerio del Interior marca quién puede votar. No son las mismas normas para unas elecciones locales que unas generales o europeas. Y el derecho al voto también difiere según el país de procedencia. En las elecciones municipales pueden votar los ciudadanos de la UE residentes en España y los de determinados países. En las del Parlamento Europeo, solo los procedentes de países de la UE. Y en las generales y autonómicas, solo los que tengan la nacionalidad española, tanto los residentes en España como en el extranjero.

Según los últimos datos del INE en el censo electoral en Aragón hay 975.490 españoles residentes en España y 35.616 en el extranjero. A estos habrá que añadir los electores extranjeros que se inscriban antes del 30 de enero. La inscripción debe hacerse en el ayuntamiento en el que están empadronados, por internet mediante un certificado electrónico o por correo postal. En el caso de Zaragoza se puede hacer presencial en las juntas municipales, en la plaza del Pilar o en el Seminario.

Poca participación de los extranjeros

En las anteriores elecciones municipales de 2015 en Aragón se inscribieron 11.242 extranjeros, una tercera parte de los extranjeros empadronados en la comunidad con derecho a voto. Las localidades con mayor número de electores extranjeros fueron Zaragoza (3.003), Calatayud (559), Zuera (287), Ricla (190), La Almunia (172), Fraga (763) y Huesca (291).

"La participación de los extranjeros residentes en Aragón en las elecciones es claramente inferior a la de los españoles. El proceso es un poco complicado para ellos y muchos desconocen que tienen que inscribirse previamente en un censo electoral. Hay escaso interés de las administraciones por fomentar el voto de los extranjeros. Deberían organizar campañas para informar a esta población", sostiene Antonio Ranera, portavoz de la Plataforma Ciudadana contra el Racismo.

"En algunas localidades pequeñas y medianas su voto puede ser decisivo y decidir concejales. Hay municipios donde los partidos sí hacen campaña para que los extranjeros se inscriban en el censo electoral e incluso vayan en listas", añade Antonio Ranera.

Los rumanos son el colectivo de extranjeros con mayor presencia en Aragón (47.000 empadronados en 2018). Les siguen los marroquíes (18.000), pero estos no pueden participar en las elecciones en España al no ser ciudadanos de la UE ni tener un acuerdo de reciprocidad.

"Muchos rumanos no votan por desconocimiento. No saben que tienen que inscribirse en el censo electoral en su ayuntamiento o desconocen los plazos. También hay extranjeros que no votan por desinterés. Yo considero que tenemos que participar e implicarnos en la vida social de nuestro lugar de acogida", afirma Alina Sasu, abogada y traductora rumana que lleva 12 años viviendo en Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios