Despliega el menú
Aragón

Las carreteras de Aragón se cobraron una vida cada seis días en 2018

En 2018 han muerto 63 personas en accidentes de tráfico, lo que supone cinco fallecidos más que un año antes.

La N-232 y la N-II fueron, un año más, dos de las carreteras más peligrosas. En la imagen, un choque frontral ocurrido en la N-232, a la altura de Fuentes de Ebro.
La N-232 y la N-II fueron, un año más, dos de las carreteras más peligrosas. En la imagen, un choque frontral ocurrido en la N-232, a la altura de Fuentes de Ebro.
José Miguel Marco

El año 2018 ha dejado un repunte preocupante de fallecidos en accidentes de tráfico con respecto al ejercicio anterior en más de la mitad de las comunidades autónomas, entre ellas Aragón. De acuerdo con los datos facilitados por la Delegación del Gobierno, en las carreteras de la Comunidad fallecieron el año pasado 63 personas, cinco más que en 2017.

La trágica estadística revela que las carreteras aragonesas se cobraron una vida cada seis días. Teruel fue la única provincia en la que no empeoró la siniestralidad en tasa interanual. Zaragoza fue la que dejó peores registros, con siete víctimas mortales más que un año antes. Tampoco hay que perder de vista que en las autopistas y autovías de Huesca se han disparado los siniestros mortales. Especialmente preocupante ha sido el repunte de fallecidos en el tramo de la A-23 entre Zaragoza y Huesca, que ha registrado cuatro muertos.

La Autovía Mudéjar ha sido este año la vía más peligrosa para los conductores, pues ha registrado siete accidentes mortales. Sin embargo, de acuerdo con los datos recabados por la Delegación del Gobierno, la mayoría de los 54 accidentes mortales que se registraron en Aragón fueron en vías autonómicas (21 siniestros) y nacionales (18). Un ejercicio más, el tramo sin desdoblar de la N-II y la N-232 fueron escenario de ocho graves accidentes (cuatro cada una) en los que murieron 10 personas.

Verano negro en las carreteras

El empeoramiento de los datos de fallecidos en Aragón radica, principalmente, en que los meses estivales fueron especialmente funestos. Entre junio y septiembre se registraron 29 víctimas mortales en accidentes, algunos de ellos virulentos choques frontales que se saldaron con más de una víctima. Fue el caso del ocurrido el 2 de agosto en la N-232 a la altura de Fuentes de Ebro. Murieron dos mujeres de 21 y 53 años.

En contraste con el verano, las operaciones especiales de tráfico de Navidad, en las que se han producido alrededor de un millón de desplazamientos en las tres provincias en dos fases (Nochebuena y Nochevieja) han sido tranquilas, sin víctimas mortales. La última vida segada por la carretera en Aragón fue la de Gonzalo C., un vecino de Zuera de 43 años que el 26 de diciembre cayó al embalse de Mequinenza con el camión que conducía desde una altura de 15 metros.

Año de cambios normativos

En el año que acaba de comenzar se materializarán importantes cambios en materia de tráfico en España. Hace meses que la DGT anunció la reforma y actualización del carné por puntos y en el Consejo de Ministros que se celebró el 28 de diciembre, se aprobó la bajada del límite de velocidad a 90 km/h en vías convencionales, que probablemente entrará en vigor a finales de enero o principios de febrero. Además, se está tramitando el endurecimiento de las penas (de cuatro a nueve años de cárcel) por imprudencias al volante. Todas estas medidas en vías de implantación están encaminadas, precisamente, a reducir la siniestralidad vial.

En este sentido, hay que señalar que el balance de fallecidos que se conoce hoy, además de ser provisional, solo contabiliza las víctimas de siniestros en vías interurbanas que fallecieron en el momento del accidente o en las 24 horas siguientes. Para conocer la estadística completa de la DGT, que incluye a las personas que resultaron heridas en los siniestros y murieron dentro de los 30 días siguientes al mismo, habrá que esperar todavía unas semanas.

Además, también hay que tener en cuenta que el balance actual no contabiliza a las personas que perdieron la vida en caminos vecinales o pistas. De tenerse en cuenta estos percances, estaríamos hablando de 69 fallecidos en accidentes este año en Aragón.

Etiquetas
Comentarios