Despliega el menú
Aragón

Aragón teme un éxodo "irreversible" en Andorra

Los territorios afectados por el cierre de centrales térmicas protestan por el poco tiempo que tienen para transformar la industria.

La central térmica de Andorra.
La central térmica de Andorra.
Antonio García / Bykofoto

El presidente de Aragón, Javier Lambán, teme que el cierre de la central térmica de Andorra en 2020 provoque "un éxodo irreversible de población" en las cuencas mineras. Una ruptura abrupta, aseguró este miércoles tras su reunión con la ministra, "acabaría con la vida de una de las zonas de la provincia de Teruel que más próspera ha sido en las últimas décadas".

Esto, recalcó, obliga a Endesa y a los gobiernos de España y de Aragón a trabajar en un doble camino que asegure la economía del carbón durante un tiempo y construya una alternativa viable para la zona, ya que entre la realidad económica actual y la futura no hay una solución de continuidad.

Lambán, que destacó la importancia del frente común con Castilla y León y Asturias, insistió en que hay que ir más allá de los problemas a corto plazo, sobre todo teniendo en cuenta que si no hay actividad se corre el riesgo de que los trabajadores terminen emigrando. "Si no se cumplen los buenos propósitos expresados desde el Ministerio, el cierre afectará al conjunto de la población de las cuencas mineras, no solo a los trabajadores de Endesa y las empresas auxiliares", resaltó.

Aunque la ministra visitará Andorra en enero, el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, adelantó que serán los territorios quienes tengan que liderar los planes de transformación, iniciativas que, en el caso de Aragón, se centralizarán a través del Instituto Aragonés de Fomento.

Una situación "límite"

El problema, subrayó el presidente de Asturias, Javier Fernández, es que las zonas afectadas necesitan "mucho más tiempo del que se pretende dar". Fernández incidió en la importancia del carbón en la industria asturiana y, como ya hicieran el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Andorra, instó a la ministra a visitar las zonas mineras de su Comunidad.

Para Juan Vicente Herrera, máximo representante de la Junta de Castilla y León, es necesario que España cuente con una política energética de Estado. La situación, reconoció, es "límite" y viene arrastrándose desde hace años en amplias zonas de estas tres comunidades. "Somos conscientes de hacia dónde va el mundo y estamos comprometidos, pero también de que la transición conlleva enormes sacrificios", afirmó.

Etiquetas
Comentarios