Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Monzón: mañana de belén y tarde de paseo por los sotos

Miles de visitantes acuden todos los años a ver el belén de Monzón, con sus más de 6.000 figuras y 900 m2 de superficie. La visita al nacimiento puede completarse con un paseo por los sotos y choperas del Cinca.

El cauce del río Sosa, a su paso por Monzón.
El cauce del río Sosa, a su paso por Monzón.
Ayuntamiento Monzón

El belén monumental de Monzón atrae todos los años a miles de visitantes que se acercan a conocer esta construcción de 900 m² de superficie y más de 6.000 figuras. El año pasado recibió más de 36.000 visitas y en esta edición el público que se ha acercado a verlo pasa ya de las 10.000 personas. La visita a este impresionante conjunto belenístico (entrada: 2 €), junto al museo anexo en el que se exponen nacimientos de diversas partes del mundo, es un buen plan para una mañana navideña, que se puede combinar por la tarde con un recorrido por el entorno natural de la localidad.

Proponemos una ruta sencilla y llena de encanto, que nos llevará por los sotos y choperas del río Cinca, a su paso por las riberas montisonenses. Se trata de un recorrido circular de unos 15 km que parte del puente sobre el río Sosa, en el parque de la Jacilla y, en un paseo de unas 3 horas, nos llevará hasta la ermita de Nuestra Señora de la Alegría y el castillo de Monzón.

El parque de la Jacilla se sitúa bajo el puente sobre el río Sosa, que tras cruzar el casco urbano montisonense, vierte sus aguas en el Cinca. Siguiendo el cauce hasta su desembocadura veremos ya los primeros testimonios del bosque fluvial. Llegados a la confluencia con el Cinca, se sigue por la pista principal que, con dirección suroeste, avanza entre las plantaciones de chopo de la ribera. A lo largo del camino encontraremos un paseo interpretativo con paneles sobre la fauna, flora y el ecosistema. Irán apareciendo diversos desvíos hacia pistas secundarias, pero debemos permanecer siempre por la pista principal, en dirección sur.

Tras pasar unas choperas adultas la pista transcurre cerca del río Cinca, por su margen izquierda. En este punto la pista gira hacia el suroeste, camino de El Pueyo de Santa Cruz, mientras sigue avanzando entre el soto natural y las choperas. Antes de llegar al Pueyo de Santa Cruz, y tras avanzar un buen tramo entre choperas se deja finalmente la pista principal, que sigue el curso del río Cinca, y se coge una pista agrícola a la izquierda, en dirección a la ermita de Nuestra Señora de la Alegría.

En este punto llegaremos a una pista mayor, por la que persistiremos hasta llegar a la carretera entre Monzón y El Pueyo de Santa Cruz. Deberemos caminar un rato por ella, en dirección noreste y tomar un camino a la derecha, que nos llevará en ascenso hasta la ermita de Nuestra Señora de la Alegría, desde donde podremos disfrutar de una hermosa panorámica sobre el Cinca. Bajaremos por el mismo camino pero, antes de llegar de nuevo a la carretera principal, giraremos a la derecha por una pista que va al pie de las laderas, hacia el noreste.

Siguiendo siempre por la pista principal volveremos hacia Monzón. Justo antes de las instalaciones deportivas municipales, girararemos a la derecha por una pista que las bordea, permaneciendo al pie de las laderas. Dejaremos la pista para tomar una senda que asciende a la derecha, al castillo de Monzón. Esta fortaleza, que durante varios siglos estuvo habitada por los caballeros de la Orden del Temple, abierta al público, es también un magnífico mirador del entorno.

Etiquetas
Comentarios