Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Recorrido por los belenes de Aragón

El portal, los pastorcillos, los Reyes Magos siguiendo la estrella... las figuras del belén son protagonistas principales en estas fechas. Una tradición que en Aragón cuenta con destacadas representaciones por todo su territorio.

Un nevadísimo pueblo pirenaico protagoniza el belén de la Diputación de Huesca.
Un nevadísimo pueblo pirenaico protagoniza el belén de la Diputación de Huesca.
Rafael Gobantes

Durante las vacaciones navideñas, la visita a uno o varios de los numerosos belenes que pueden verse en Aragón es un buen plan para entretener una mañana que, además, resulta especialmente económico puesto que la mayoría de ellos son de entrada gratuita. Existen diversas zonas que organizan sus particulares rutas, por lo que son una ocasión idónea para acercarnos a conocer el territorio aragonés.

Una de las más veteranas es la Ruta del Belén de Aragón, que el año pasado recibió más de 137.000 visitas. Cuando nació en el año 2004 agrupaba a cuatro localidades oscenses y hoy la componen un total 17 poblaciones, entre ellas dos zaragozanas: Muel y Alagón, que acaba de incorporarse este año con dos belenes (el que puede verse en el centro cívico reproduce alguno de los monumentos de la localidad). Entre las localidades oscenses que componen la ruta este año se estrena Benabarre, con el simpático belén de Playmobil de Daniel Almuzara y Merche Ibor: 20 m2 en los que pueden verse 250 figuras y 370 animales, además de 25 construcciones. La entrada cuesta 2 €.

Otras poblaciones son Barbastro, Binaced, Boltaña, Esplús, Lagunarrota, Peralta de la Sal, Pomar de Cinca, Sena y Torreciudad. También participa Graus, cuyo Grupo Belenista ha montado un conjunto de 110 m2, con más de mil figuras, algunas en movimiento, y varias corrientes de agua. Otro de los integrantes, el belén de Fraga, ha incorporado este año una reproducción de la estación internacional de Canfranc. Tamarite de Litera no solo participa con dos nacimientos, sino que realiza una alfombra siguiendo la tradición de las que se elaboran el día del Corpus. Este año se han usado 300 kilos de virutas y 180 de sal para reproducir las tres figuras de la Sagrada Familia, que han necesitado 400 horas de trabajo.

Entre los que componen esta ruta destaca por su magnitud el belén de Monzón, de la Asociación Belenista Lumbierres, que crece cada año (y con este suma 57). En esta edición, ha aumentado su superficie hasta los 900 m2, donde se incluyen paisajes que llegan a los cuatro metros de altura y más de 6.000 figuras; como novedad principal se presenta la zona de Egipto. El año pasado recibió más de 36.000 visitas y en esta edición el público que se ha acercado a verlo pasa ya de las 10.000 personas. En las mismas instalaciones se puede visitar el museo, donde se exponen nacimientos de diversas partes del mundo. La entrada cuesta 2 €.

Mientras piensa en su 30 aniversario, que llegará en 2019, la Asociación Belenista Oscense ha recreado este año un pueblo del Pirineo, cubierto por una inmensa nevada, en el belén de la sede de la Diputación Provincial de Huesca. Otros 14 nacimientos de la asociación pueden verse en iglesias, comercios y edificios públicos de la ciudad, además de algunos dioramas abiertos, que recrean escenas concretas de la Navidad.

A tamaño natural

En Zaragoza, el belén de la plaza del Pilar ocupa unos 1.000 m2. Con más de 100 figuras a tamaño natural, recrea las escenas belenistas incluyendo la representación de diversos oficios típicos aragoneses. En la misma plaza se puede visitar una muestra navideña y diversas atracciones infantiles. La Asociación Amigos del Belén de Zaragoza expone en La Caixa de la plaza de Aragón un belén tradicional aragonés, mientras que muestra un belén de cacharrería en la agencia de esta entidad en la calle de Costa. Suyo es también el montaje del belén napolitano del Museo Diocesano y el del Rosario de Cristal (plaza de Nolasco). Este año la asociación estrena un belén tradicional aragonés en la localidad turolense de Urrea de Gaén, abierto a las visitas.

Otros conjuntos belenísticos interesantes en la capital son el de la Casa de Amparo (Predicadores, 96); o el de las Hermanas de los Desamparados (avda. de San José, 14), de gran tamaño y con varias alturas. Ibercaja ofrece en su sede central (Paraíso, 2) un belén de 50 m2 que puede verse desde el exterior. Mediante un código QR se accede a una audioguía que explica su origen.

La comarca de Tarazona y el Moncayo cuenta también con una ruta belenística en la que pueden contemplarse 21 composiciones en Añón de Moncayo, Grisel, Litago, Lituénigo, Santa Cruz de Moncayo, San Martín de la Virgen de Moncayo y Novallas. En este municipio, desde hace seis años, todos los vecinos colaboran en la construcción de un creciente belén, incluso decorando las figuras, que alcanza ya los 20 m de longitud, en la iglesia parroquial de San Marcial. En la cabecera, Tarazona, nueve nacimientos forman parte de la ruta. El de Julio Ruiz ha ganado este año el premio del X Concurso de Belenes.

Cerca de allí, Borja expone dos conjuntos en el Auditorio Municipal y en el Museo de la Colegiata; además de las escenas belenistas de la plaza del Mercado, especialmente bonitas de contemplar con su iluminación nocturna.

Figuras de plastilina

Calatayud cuenta con un recorrido belenístico con portales instalados en templos, comercios y edificios públicos. En la comarca, Fuentes de Jiloca muestra orgulloso sus más de 300 figuras realizadas en plastilina de un belén realizado íntegramente por los vecinos que recoge la vida cotidiana del pueblo, con elementos tan tradicionales como la partida de guiñote en el casino.

En la ciudad de Teruel la plaza del Torico alberga un nacimiento bajo el árbol navideño, pero además merecen una visita detallada el belén de la iglesia de San Pedro, el del Obispado, el del Asilo de San José, el de la parroquia de San León y, muy especialmente, el monumental conjunto belenístico de los Franciscanos, donde además pueden verse una extensa colección de nacimientos de todo el planeta. La Sierra de Albarracín cuenta igualmente con su ruta belenista que recorre Gea de Albarracín, Orihuela del Tremedal, Saldón, Torres de Albarracín y Villar del Cobo, además de la cabecera, Albarracín. Alcañiz monta este año su belén monumental en el patio del Ayuntamiento.

Belenes vivientes

El belén de Estadilla es la mayor representación viviente del nacimiento en Aragón. Organizado por la asociación L’Algareta, este año 200 vecinos participan como figurantes -entre ellos un bebé de tres meses como Niño Jesús-, en 57 escenas distintas que pueden visitarse en un recorrido cerrado. Se representará los días 22, 23, 29 y 30 de diciembre, de 18.00 a 21.00. El ticket para el recorrido, de unos 25 minutos de duración, cuesta 5 € (uno va destinado a tres asociaciones locales del mundo de la discapacidad); 4 € para grupos y personas con discapacidad; los menores de 12 años no pagan.

La localidad monegrina de Sena organiza un belén teatralizado por las calles del pueblo, los días 29 y 30 de diciembre, de 17.00 a 22.00. La entrada cuesta 3 € (menores de 3 años, gratis).

Más de 25 años de tradición lleva ya el belén viviente que se ha representado por diversas plazas de Teruel. En las últimas ediciones, su localización ha estado en la plaza del Seminario, donde también podrá verse este año, organizado por la asociación Los Amigos de la Jota. Podrá verse los días 4 y 5 de enero, por la tarde, aunque la inauguración está prevista para el 3 de enero, amenizada por la Rondalla de Amigos de la Jota.

Etiquetas
Comentarios