Despliega el menú
Aragón

Patatas, carburantes y servicios postales, los productos que más se encarecen en Aragón

Los cereales, el café o las infusiones siguen manteniendo su precio, mientras que la vida es un 1,7% más cara que el año pasado.

Un cliente llena el depósito de un vehículo en una gasolinera.
Un cliente llena el depósito de un vehículo en una gasolinera.
Raquel Labodía

El Índice de Precios de Consumo (IPC) se ha reducido levemente en el mes de noviembre, mejorando las previsiones realizadas por los expertos que ahora auguran que los precios crecerán entre un 1,5 y un 1,6% en 2018. Esta situación se produce principalmente por la bajada en el importe de los carburantes, que aún así tienen un coste un 9,6% superior al de principio de año, según los datos relativos a Aragón. "Los niveles más bajos del precio del petróleo durante el mes pasado han mitigado la presión que estaban ejerciendo los productos energéticos en los últimos meses", ha subrayado la Confederación Española de Organizaciones Empresariales en un comunicado.

De hecho, los carburantes y combustibles son los terceros productos que más se han encarecido a lo largo de este año en la comunidad aragonesa. Los servicios postales (con un aumento del precio en un 12,2%), las patatas (11,2%), las frutas frescas (7,6%) y las prendas de vestir de hombre (6,3%) completan el ranquin de los cinco productos que más han elevado su coste a lo largo de 2018 en Aragón. En 2016 comenzaron a registrarse índices de precios positivos, debido al incremento del importe del carburante y de la luz. Esta tendencia al alza se mantiene en la actualidad y, según los expertos, no hay previsión de que se reduzca.

Los sindicatos ya han alertado de que la actual situación del IPC no se compensa con la subida salarial pactada en los convenios. Según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, la variación salarial media que se ha pactado en los 132 convenios firmados en Aragón hasta el mes de noviembre es de 1,63%. Esta cifra es muy similar a la previsión de aumento del IPC, lo que implica que, en términos generales, los empleados se quedarán en la misma situación económica que hasta ahora. Todo ello en el caso de que sus convenios hayan aumentado o lleven ligado su salario al IPC. En el resto de casos seguirán perdiendo poder adquisitivo.

Desde CC. OO. Aragón han señalado que mientras los beneficios empresariales aumentan "de forma considerable", la remuneración de los asalariados no llega a recuperarse y la creación de empleo es muy leve. “La mejora del poder adquisitivo de los salarios es imprescindible para consolidar el crecimiento, disminuir el paro y reducir la desigualdad", ha subrayado el sindicato en alusión a la situación del IPC y la inflación aragonesa, ligeramente mejor que hace un mes.

Subidas y bajadas de precio

Aparte de los productos anteriormente mencionados, la lista diaria de la compra incluye subidas importantes en el precio de las legumbres y hortalizas frescas (5,2%), la carne de porcino (2,2%) y la de vacuno (2,1%). Asimismo, se ha registrado un aumento significativo del gasto en calefacción, alumbrado y distribución de agua (5,6%).

Por el contrario, ahora en Aragón es más barato comprar aceites y grasas (un 8% menos), leche (2,7%), carne de ovino (2,3%), frutas en conserva y los frutos secos (1,5%) y crustáceos, moluscos y preparados de pescado (1,5%). Fuera de la compra diaria, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), se ha reducido el precio de los objetos recreativos (un 2,9% menos), de los equipos de telefonía y fax (14,7%) y de los paquetes vacacionales turísticos (8,9%).

Hay una serie de productos cuyo importe apenas ha variado en el último año: artículos de uso personal, servicios recreativos, deportivos y culturales, preparados de legumbres y hortalizas, cereales y derivados y café, cacao e infusiones. Todos ellos tienen unos incrementos o decrecimientos inferiores al 0,2%.

Etiquetas
Comentarios