Despliega el menú
Aragón

Lumpiaque apuesta por el deporte y la cultura con ilusión y nuevos bríos

Emprendedores hosteleros como Paco Andrés, poetas y narradores como Jesús Aznar y gestores del calibre de la alcaldesa Mercedes Sediles hacen que soñar por un mejor futuro para el pueblo sea gratis.

El cocinero y escritor local Jesús Aznar (con su reflejo en el agua) posa en una estrecha calle de Lumpiaque.
El cocinero y escritor local Jesús Aznar (con su reflejo en el agua) posa en una estrecha calle de Lumpiaque.
Laura Uranga

En Lumpiaque hay balsa de origen romano, y unas antiguas yeguadas que se bautizaron popularmente como castillo y que sirvieron de asiento a las tropas cristianas en la Reconquista durante las escaramuzas contra los ‘moros’ asentados en Rueda. Tiene el pueblo un bodegón celtíbero que alimenta a la mentada balsa; se trata de una curva artificial excavada en la roca, con túneles por los que corren aguas subterráneas, y los lumpiaqueros mantienen la tradición de acudir a ese entorno a comer con familia o peña al menos una vez al año. La instalación de parques eólicos ha fijado población y, como ocurre con todos los municipios que cuentan con ese recurso, ha traído una importante inyección económica para las arcas municipales, que permite al gobierno local encabezado desde 2003 por Mercedes Sediles acometer la renovación de redes de abastecimiento y saneamiento, o la necesaria ampliación de la escuela infantil.

Al igual que ocurre en todas partes, el principal activo de Lumpiaque es su gente. Hay bastante comercio, sobre todo en el sector bares, y emprendedores que se involucran en el día a día de su pueblo. Un ejemplo, joven en el DNI y veterano en las lides hosteleras, es Paco Andrés, dueño de Cafetería Paco’s. "Empecé con la ayuda de mi padre, pero luego ya cogí la responsabilidad yo solo. La verdad es que vamos a cumplir ocho años con la persiana subida; los principios siempre son duros, toca hacer más horas y hay que crear confianza, pero le echas ganas y, al final, las cosas salen; estoy contento".

Paco tiene una cosa muy clara. ‘Lumpiaque first’, que dirían los gringos. Su pueblo merece la máxima implicación, y él predica con el ejemplo desde su pequeña atalaya. "Somos pocos y todos tenemos que pensar y actuar, para que Lumpiaque no se venga abajo. Yo trato de apoyar al deporte, por ejemplo, a las asociaciones que hay detrás de cada equipo; hay fútbol sala masculino y femenino, el club ciclista Lumpiaque, grupos de andadores, en Épila también apoyamos al fútbol y el baloncesto… soy músico y por eso también organizo conciertos en el bar siempre que puedo, aunque el espacio lo limita un poco; este año cogí las piscinas y allí se podían hacer cosas un poco más ambiciosas". En Paco’s se ha hecho, por ejemplo, el Lumpiaque Unplugged, una serie de conciertos de grupos locales en formato ‘desenchufado’.

Lumpiaque tiene inquietudes musicales y un grupo que ha trascendido las fronteras locales desde el rock descarnado, de querencia punk. En el octavo Minarock de Alpartir, la banda Aquellos que Escuchaban a los Perros –el grupo en el que Paco toca el bajo- teloneó junto otras dos bandas de la zona a Despierta McFly, Karamba y el gran Ariel Rot. "Ahora andamos más parados, el trabajo y esas cosas, ensayamos pero no le dedicamos todo el tiempo de antes. Lo que hacemos le puede llegar a todo el mundo, creo yo", apunta Paco.

Espectro laboral y asociativo

La economía de Lumpiaque es, sobre todo, agrícola, sobre todo frutales y cereales; la ganadería ha bajado mucho. Se cuenta con hostal (el Nogueras) y los mencionados parques eólicos han traído nuevos aires al pueblo. Con el Bon Àrea de Épila hay expectación, lógicamente, porque algo así a solo seis kilómetros es como para estar atento.

Hay una decena de asociaciones en el pueblo. Una de ellas organiza la fiesta de la cerveza, el acto más multitudinario de Lumpiaque, que suele rayar en el millar de convocados el día previo al inicio de las fiestas de agosto. Por 5 euros se come y se bebe sin cuento en el pabellón, que lleva el nombre de Enrique Bunbury desde hace 14 años. El artista zaragozano tenía cuadrilla de veraneo en el pueblo; en noviembre de 2005, Antonio Estación (bajista de Niños del Brasil y cofundador de la Estación del Silencio) organizó ‘tour’ a Lumpiaque desde Zaragoza para rendir un homenaje a su amigo Enrique. Una comida de hermandad que siguió por la tarde en la Estación, por la noche en Oasis con un concierto de Volador basado en el repertorio de Héroes y Bunbury y una fiesta en la sala Cubo con Santi Rex (cantante de Niños) a los platos.

Volviendo a Lumpiaque y al día de hoy, el fútbol sala está convirtiéndose en el gran consenso del pueblo, aunque la actividad deba superar ciertas trabas. El equipo femenino está buscando jugadoras: ahora cuentan con refuerzos de Épila, La Muela y Calatorao. Ana Serrano y Rocío Serrano –comparten apellido, no genes– son parte del equipo, aunque Ana aclara que ha dejado la práctica activa. "Es el sexto año del equipo, todo salió de un grupo de amigas: estamos en la Segunda Autonómica, hay dos grupos de 10 equipos. Somos ocho en el equipo, pero hay algunas lesionadas, así que en la práctica estamos muy justas. Los chicos empezaron a la vez con su equipo, están en Primera Senior".

Un artista plástico que crea en clave onírica, y un ‘chef’ que ama la poesía y los cuentos

Alejo Anadón es un pintor local que apuesta por la creación onírica, ensoñadora, y que también se aplica en la escultura, expuso abundante obra en las calles del pueblo hace algo más de un año. "Fueron unas veinticinco piezas atornilladas en las paredes, algo muy curioso –recuerda– y es que aquí hay mucho arte; la zona a la que llamamos el castillo, en las yeguadas que se sitúan en la parte baja del pueblo, presenta un tipo de piedra muy similar a las Murallas Romanas de Zaragoza". Por su parte, Jesús Aznar se crió en Lumpiaque y considera a este pueblo el suyo propio, con una debilidad especial: el monte de la Colvertera. "He sido cocinero toda mi vida, sobre todo en Tudela; dicen que el rabo de toro y la merluza rellena me salen muy bien. Eso sí, mi gran afición es la escritura. Tengo página de Facebook, Algo de Mi Cosecha, y ahí podéis leer alguno de mis escritos. En You Tube cuento con el directorio Hogar de Leña; hay 29 poesías y 35 cuentos recitados".

Los imprescindibles

Granero del Conde Aranda

En 2011 comenzó a concebirse (en 2013 se pusieron las primeras piedras) el proyecto de recuperación de este espacio que, tras cuatro fases de construcción y adecuación, se convertirá próximamente en la nueva casa de cultura.

La Coral Municipal

Comenzó su andadura en 2005, hace diez días cantó en la misa de las 20.00 en el Pilar y se define como "un grupo de mujeres y hombres aficionados a cantar con la mejor voluntad. Tenemos un propósito: disfrutar cantando".

Templando 

Este verbo atribuido a Lumpiaque alude al grupo local de gaiteros; fueron a tocar en unas fiestas y estuvieron ‘templando’ –probando– durante horas. El dicho de ‘templando como los de Lumpiaque alude, pues,  a la parsimonia; pura leyenda.

-Ir al especial de 'Aragón, pueblo a pueblo'.

Etiquetas
Comentarios