Despliega el menú
Aragón

La consejera de Sanidad dice que el cierre de la unidad mental del Hospital Militar responde a la "planificación"

Ventura ha explicado que pese a las "deficiencias estructurales", las instalaciones del Militar, han servido para evitar la saturación de las Urgencias del Servet.

Instalaciones del hospital Militar de Zaragoza
Instalaciones del hospital Militar de Zaragoza
Oliver Duch

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, ha asegurado este viernes, durante su comparecencia en sede parlamentaria, que el cierre de la unidad de salud mental del Hospital Militar de Zaragoza responde a la "planificación" de su Departamento, al considerar "suficientes" las 30 camas con las que contará la nueva unidad de psiquiatría del Miguel Servet a tenor de la demanda actual.

La consejera ha comparecido a petición del PP para explicar el "conflicto" creado por esa reorganización de las camas del Servet, que días atrás provocó el envío a la titular del Departamento de una carta firmada por los profesionales de la psiquiatría aragonesa y en el que se ponía en duda la existencia de una planificación adecuada en materia de salud mental.

Ventura ha defendido su gestión, de la que se siente "orgullosa", por haberse realizado un esfuerzo "inaudito" durante esta legislatura en materia de salud mental y ha negado que la decisión de cerrar esta unidad del Militar sea un "empecinamiento", sino que responde "a una planificación" y al estudio de la demanda media actual, de 29 ingresos, para la que considera "suficiente" la oferta de 30 camas de la nueva planta del Servet.

La responsable de Sanidad ha reiterado el carácter "provisional" que tenía el uso del Militar, con el que se respondió a la situación "crítica" con la que se encontraron al comienzo de la legislatura por el "déficit de camas" tras el cierre del centro de Nuestra Señora de Gracia.

Durante este tiempo, ha explicado Ventura, las instalaciones del Militar, pese a las "deficiencias estructurales" que presentaban, han servido para evitar la saturación de las Urgencias del Servet.

Un calificativo, el de estructural, que después de las intervenciones de la oposición, ha reconocido que quizá no era el más adecuado por la entidad de las obras a acometer.

"Tenemos la responsabilidad de no ceder a las presiones corporativas que hay detrás de esta petición de mantener la unidad mental del Militar", ha asegurado Ventura, quien ha confesado no entender los motivos por tratarse de una solicitud que no responde a criterios de "eficiencia" por tener repartido el servicio entre dos hospitales.

Porque, según ha explicado la consejera, la nueva unidad de salud mental del Servet "incrementará la capacidad de psiquiatría en camas y unidades de apoyo" y permitirá, además, que ante picos de demanda, se habilite la planta ahora liberada del mismo hospital Miguel Servet.

Además, ha confiado en que a finales de marzo de 2019 entre en funcionamiento el pabellón de Nuestra Señora de Gracia, que con 30 camas disponibles, además de oficinas, un comedor y una cocina de adaptación a la vida autónoma entre otras dependencias, supondrá "un recurso alternativo a la hospitalización para ingresos prolongados o de transición para los pacientes subagudos".

GRUPOS

La diputada del PP Rosa Plantagenet-White ha señalado que el "motín" que se ha formado por las quejas de los profesionales ante el cierre de la unidad de salud mental del Hospital Militar sólo es la "punta del iceberg" de un "caos organizativo" provocado por la "falta de planificación" del Departamento que elaboró un plan de salud mental "vacuo" del que ha recordado que ya solicitó su retirada "porque carecía de una memoria económica y de un cronograma".

La parlamentaria popular ha alertado de la existencia de una "emergencia sociosanitaria" motivada por el "desgobierno" de Sanidad que ha llevado a los distintos profesionales sanitarios a "una lucha de unos contra por ver quién coge más camas" que "pone en entredicho" a la sanidad pública.

Desde el PSOE, Olvido Moratinos ha salido al paso de las críticas del resto de grupos asegurando que la salud mental ha sido una "línea estratégica" de su partido en el Gobierno durante esta legislatura y ha puesto como ejemplo la elaboración de ese plan de salud mental que supone una inversión de 13,2 millones de euros hasta 2021. Y ha querido apuntalar la decisión de la consejera de cerrar la unidad mental del Militar recordando que las 30 camas previstas responden a la demanda actual.

La diputada de Podemos Itxaso Cabrera ha coincidido en la crítica de Plantagenet-White por la "falta de planificación" del Departamento y su decisión de "no atender a las peticiones de las distintas plataformas" y ha hecho hincapié en la necesidad de "un cambio de modelo" en materia de salud mental porque "la red de camas no es la solución para todos sus problemas". En ese sentido, le ha pedido a Ventura que detalle la ejecución de la partida de 2,5 millones de euros y si ya se ha contratado nuevo personal.

En representación del PAR, Berta Zapater ha asegurado quedarse "decepcionada" y con la sensación" de que la consejera no decía "toda la verdad" porque en el plan de salud mental "prometían 13 millones de gasto corriente y aparecían 250.000 euros para esa unidad mental del Militar que no quiero pensar que fueran sólo para un año porque no ponían que fuera algo provisional". Por eso le ha preguntado cuánto supondría mantener abiertas esas 12 camas.

La portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar, ha denunciado que en los documentos de Sanidad "en ningún momento se hiciera referencia al carácter provisional de las camas del Hospital Militar" que servirían para mantener las ratios y le ha recordado a Ventura el contenido de la carta de los jefes de los distintos sectores en la que consideran "correctas" y "dignas" sus instalaciones y que "sólo necesitan subsanar pequeñas deficiencias".

Por último, Patricia Luquin, representante del Grupo Mixto y diputada de IU, ha considerado la decisión del cierre un "empecinamiento" puesto que con esas 12 camas "estamos en los mínimos que recomienda la Organización Mundial de la Salud", por lo que le ha pedido a la consejera que rectifique. "No se pueden romper compromisos adquiridos ni tomar decisiones de espaldas a las necesidades de los pacientes y de los criterios de los profesionales afectados", ha considerado.

Etiquetas
Comentarios