Aragón

¿Cuánto rebajan la condena a cada acusado del caso Plaza tras el pacto?

El pacto reduce de 164 a 17 años las penas y muchas se sustituirán por multas o trabajos para la comunidad.

Juicio Caso Plaza
Juicio Caso Plaza
José Miguel Marco

No hace falta tener muchas nociones en leyes para darse cuenta del ventajoso acuerdo que 20 de los 25 acusados del llamado caso Plaza han logrado obtener de la Fiscalía Anticorrupción, la abogacía de la Comunidad Autónoma y los letrados de la sociedad pública Plaza. De los 164 años de prisión por decenas de delitos que se atribuían a los firmantes del acuerdo inicialmente (solo el exgerente de Plaza se enfrentaba ya a 23 años de cárcel), las acusaciones han cedido y han terminado convirtiéndolos en 17, aproximadamente, ya que falta por subsanar un error con el inculpado Francisco Hernández.

A favor de quienes acusan cuenta el hecho de que se va a recuperar una sustanciosa cantidad del dinero malversado o detraído (Acciona ha depositado 14,8 millones; 35 más están en un procedimiento civil y 87 se negociarán en un arbitraje) y el Estado y la Tesorería de la Seguridad Social se nutrirán de las numerosas multas que han pagado o están pendientes de abonar los acusados.

No obstante, llama la atención la rebaja que también han obtenido en este apartado, pues para la mayoría de las multas se ha fijado una cuota diaria de 3 euros. Aunque esta cantidad se establece en función de los ingresos del acusado, lo habitual es que no baje de 6 euros por día y menos en casos de esta enjundia económica, en los que se ventilan millones de euros y la mayoría de los implicados son empresarios de éxito o ejecutivos de multinacionales.

El nuevo escrito presentado ayer por los fiscales anticorrupción José Grinda y José de la Rosa se asemeja mucho al primero. Sin embargo, a la hora de relatar los delitos es cuando se produce un gran giro, porque o bien ya no se los atribuyen a los encausados o si lo hacen es tan solo en calidad de cooperadores o como partícipes a título lucrativo.

Lo que no ha cambiado es la esencia de su relato de hechos, que se inicia diciendo que fue la connivencia entre los acusados José María Jordán (actuando en beneficio de la UTE Acciona-MLN) y García Becerril la que permitió urdir un plan para saquear las arcas de Plaza. A ellos, en un concierto de voluntades, se sumaron el resto de los acusados en mayor o menor medida. Todos se han mostrado de acuerdo con este relato menos cinco ‘inconformistas’, para los que se siguen pidiendo penas y multas importantes.

Loading...

Etiquetas
Comentarios