Despliega el menú
Aragón

Bicicletas y patinetes eléctricos se fijan en Huesca y Teruel para su futura expansión

Empresas como Mobike o Koko no descartan recalar en estas ciudades

En Zaragoza se han instalado cuatro empresas de patinetes eléctricos desde septiembre
Bicicletas y patinetes eléctricos se fijan en Huesca y Teruel para su futura expansión
Oliver Duch

Bicicletas y patinetes eléctricos miran ya hacia Huesca y Teruel para sus futuras expansiones. Empresas de movilidad compartida como Mobike o Koko, ya instaladas en Zaragoza, no descartan recalar en estas ciudades en 2019 pese a las dudas de los ayuntamientos, que siguen a la espera de que la Dirección General de Tráfico (DGT) regule esta nueva moda.

Hunab Moreno, director general de Mobike en España, asegura que la empresa estudiará el próximo año fórmulas que permitan extender la flota de bicicletas a otras ciudades del territorio español, entre las que podrían estar Huesca y Teruel. "Nuestro objetivo es llevar este modelo al mayor número de poblaciones posible. Tendremos que sentarnos con los municipios, entender sus necesidades y evaluar de qué manera se les podría ayudar a mejorar su movilidad", explica.

Moreno afirma que la "gran aceptación" que está teniendo Mobike en Zaragoza pone a Aragón como una Comunidad en la que la empresa cree que puede contribuir "de manera muy positiva" a la mejora y el fomento del transporte sostenible compartido.

Koko, la primera empresa de patinetes eléctricos que recaló en Zaragoza, está ahora centrada en expandirse hacia otras comunidades. No descarta, sin embargo, una segunda fase que incluya a Huesca y a Teruel. Sobre todo teniendo en cuenta, según explican desde la empresa, que estos mercados "no son tan atractivos" para sus principales competidores.

La firma se propone "no descuidar estos centros urbanos" y asegura que la redacción de la nueva normativa no frenará la expansión de la movilidad compartida, ya que, de acuerdo con lo ya visto en la mesa de la bicicleta, "podría tardar uno, cinco o diez años y el mercado no está preparado para esperar tanto tiempo".

Aunque ninguna empresa se atreve a poner fecha a su desembarco en estas dos ciudades, ni una sola les cierra la puerta. Lime, por ejemplo, asegura estar reuniéndose con varios ayuntamientos españoles "para explorar nuevas posibilidades", una situación similar a la de VOI.

Koko y Mobike explican que no existe ningún requisito sine qua non para desembarcar o rechazar una ciudad. "No es que tengan que darse unas condiciones económicas o de población. Tiene que haber, eso sí, interés por nuestra parte y por la del ayuntamiento. A partir de ahí, sería cuestión de iniciar una prueba piloto", explican desde la empresa de bicicletas compartidas.

El problema, coinciden los representantes políticos de Huesca y Teruel, es que la DGT endurecerá la normativa a corto plazo. Teresa Sas, concejala de Seguridad Ciudadana y Movilidad del Ayuntamiento de Huesca, asegura que, en caso de recibir propuestas, el Consistorio esperará "como mínimo" hasta que se aclare la nueva regulación. Jesús Fuertes, concejal de Tráfico del Ayuntamiento de Teruel, adelanta que las peticiones que puedan llegar en los próximos meses "se estudiarán y, si son viables, se aplicarán". Recuerda, no obstante, que Teruel no goza de aceras muy anchas ni de excesivas zonas peatonales, lo que podría suponer una traba para bicis y patinetes eléctricos.

Cambios en las ordenanzas

El Consistorio turolense trabaja ya para actualizar su ordenanza de convivencia ciudadana. El borrador, que modificará "tres o cuatro artículos", según Fuertes, está a expensas de la normativa nacional. "Tenemos claro que la acera es para los peatones, pero habrá que estudiar, por ejemplo, los usos de los carriles bici", dice.

Las empresas, por su parte, aseguran ver "con buenos ojos" todo lo que suponga "aclarar las reglas del juego", sobre todo ahora que Madrid ha ordenado la retirada de tres compañías de patinetes eléctricos y que Zaragoza ha abierto un plazo de consulta pública para recoger opiniones.

Doce empresas se interesan por Zaragoza

Al menos 12 empresas de patinetes eléctricos han mostrado interés por instalarse en Zaragoza. Lo explican las propias compañías del sector, que esta última semana han vuelto a reunirse con el Consistorio para avanzar en la nueva ordenanza municipal. La previsión, apuntaron desde una de las empresas instaladas en la capital, es que "pronto" se publiquen los pliegos para solicitar las 3.000 licencias que se concederán.

Las empresas, incluidas las que ya han desembarcado en Zaragoza (Koko, Lime, VOI y Tier), deberán someterse a un sistema de concurrencia competitiva, de modo que solo podrán quedarse las que consigan puntos suficientes. Aunque "no hay una prohibición expresa", se descarta la llegada de más empresas hasta que no se aclare el sistema de licencias.

Etiquetas
Comentarios