Despliega el menú
Aragón

La exposición recibe 10.000 visitas

Al principio, procedían sobre todo de Aragón y Cataluña, pero se ha observado un incremento de personas llegadas desde Madrid, el País Vasco e incluso Francia.

Las visitas a la exposición del monasterio están estos días muy concurridas.
Las visitas a la exposición del monasterio están estos días muy concurridas.
Patricia Puértolas

"Ha sido estupendo ver las obras. La explicación ha sido completa e interesante y además, da gusto tenerlas por fin de vuelta; ya era hora". Así se manifiesta José Manuel Gómez, de Zaragoza, una de las 10.000 personas que a lo largo del último año han pasado por la exposición que exhibe parte de las 95 obras de Sijena.

A lo largo del año, el interés por la exposición ha ido creciendo, con grupos cada vez más numerosos, que incluyen el monasterio entre los recursos turísticos y patrimoniales que visitan en la zona, según explica el director gerente de Turismo de Aragón, Jorge Marqueta. Al principio, la mayoría procedía de diferentes puntos de Aragón y Cataluña. No obstante, los últimos meses se ha observado un incremento de personas llegadas desde Madrid y el País Vascoasí como de turistas de origen francés. A ello, ha ayudado la popularidad del litigio mantenido por la titularidad de sus bienes. "Teníamos ganas de venir y verlo, después de tanto revuelo", señaló otra de las visitantes, Isabel Loras, de Teruel, que se mostró "encantada" con la recuperación de las obras. "Aquí es dónde deben estar", apostilló. A su lado, Mayte Saurat, de origen catalán y vecina de Binéfar, también defendió la misma tesis: "Cada cosa en su sitio", indicó.

Hay 31 piezas a la vista

De las 95 obras recuperadas, se muestran 31. Veinte llegaron del Museo Nacional de Arte de Cataluña y 11 procedían del Museo de Lérida. El resto están en proceso de restauración o son demasiado frágiles para su exposición. Todavía están en los antiguos dormitorios, ocupando un espacio provisional, que tiene la apariencia del reservorio de un museo, a la espera de que comiencen las obras del nuevo plan director, que está impulsado por el Gobierno de Aragón.

Este año se ha redactado la primera fase, que permitirá llevar a cabo la restauración de la capilla de la Inmaculada, donde se invertirán 300.000 euros. Las obras comenzarán a principios de 2019. La segunda fase, que también se redactará el próximo año, estará centrada en el palacio de doña Sancha, donde se ubicará la nueva zona expositiva, tras invertir otros 3 millones.

Ahora mismo, la exposición con los bienes está abierta los viernes, sábados y domingos, con visitas guiadas cada hora, que es preferible reservar con antelación, ya que los últimos fines de semana han colgado el cartel de completo. Al margen de este espacio, también se puede acceder al resto de estancias del cenobio, cuyo acceso está regulado por sus moradoras, las hermanas de Belén. En este caso, solo se abre los sábados, de 12.00 a 16.00. Dentro de este recorrido, los visitantes acceden a la sala capitular, donde se muestran desde noviembre otras dos obras: la cuna de plata del belén, que fue interceptada en una subasta organizada en una sala de arte de Barcelona, y el relicario de Santa Waldesca, que fue recuperado entre los objetos sustraídos de una mansión de Tarragona.

Repercusión turística

La gran afluencia de visitantes se deja notar en la localidad de Villanueva de Sijena, especialmente en restaurantes, bares y tiendas y en general, en el conjunto de Los Monegros, con un mayor número de turistas en otros enclaves de interés como La Laguna de Sariñena, la casa natal de Miguel Servet o la Cartuja de Las Fuentes. A pesar de ello, todavía falta camino por recorrer. De hecho, la mayoría de las personas que llegan hasta aquí abogan por una visita única, que englobe el monasterio y la exposición de los bienes, y además, insisten en la necesidad de mejorar algunos aspectos, como la señalización del monasterio. "Desde Zaragoza hasta aquí no hay ni un solo cartel y al llegar, te encuentras con escasos servicios", señaló otra de las visitantes, Julia Bueno, insistiendo en la importancia de mejorar la experiencia del turista.

El alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, mantiene la misma postura, insistiendo en la necesidad de ofrecer un recorrido único, y teatralizado, que ahonde en la historia del monasterio que alojó el Archivo de la Corona de Aragón y fue Corte y Panteón Real.

Etiquetas
Comentarios