Despliega el menú
Aragón

Un coronel tendrá que pagar 5.000 euros a un general por arrebatarle la autoría de un artículo

El Juzgado de Mercantil reconoce los daños morales del denunciante por copiarle en un libro de la Capitanía de Aragón

Los balcones de la antigua Capitanía ya están pintados de blanco para señalar dónde se va a actuar.
Edificio de la antigua Capitanía General de Aragón, de lo que trata el libro.
O. Duch

El pleito entre un general y un coronel por el plagio de un artículo en el libro ‘La Capitanía General de Aragón 1711-2011’, publicado por el Ministerio de Defensa, ha acabado en el Juzgado de Mercantil número 2 de Zaragoza con una indemnización por daños morales para el denunciante y la publicación de una fe de erratas. 

El general reclamó que se reconociera su autoría del capítulo III del libro coordinado por el coronel, y reclamó una indemnización de 10.000 euros en el juzgado mercantil. El denunciante acudió a esta jurisdicción después de que el pleito pasara por el Juzgado de lo Penal 4 de Zaragoza, donde se absolvió al oficial en 2015 del delito contra la propiedad intelectual.

El fallo de Juzgado Mercantil considera ahora que el general era el autor principal del capítulo después de la transacción a la que llegaron las partes, entre su abogado y el abogado del Estado a través de un acuerdo trasversal. En el mismo, se evitó la publicación de la sentencia a cargo del coronel y que tuviera que difundir el escrito copiado atribuyéndole la autoría al general.

Pero las partes acordaron que se va a distribuir una fe de erratas en el que se reconocerá que Jaime Esaín Escobar (el general) es el autor principal y aparecerá su nombre en las páginas 2 y 5 de los ejemplares del libro ‘La Capitanía General de Aragón 1711-2011’. Este proceso se está negociando ahora con el Ministerio de Defensa, que lo publicó, para que haga llegar esa corrección a los lugares donde se encuentra ejemplares del libro.

No hay daño patrimonial

El Juzgado Mercantil no ha asumido una indemnización por el daño patrimonial que había sufrido el autor porque los derechos de explotación se firmaron de forma gratuita. Se trataba de un libro conmemorativo del centenario de Capitanía General de Aragón y pertenece al mismo Ministerio de Defensa, que lo comercializó por quince euros.

Pero el fallo sí que reconoce los daños morales causados al denunciante, aunque en la sentencia precisa que es «difícil» cuantificarlos los que le corresponden. El magistrado apunta que «atendiendo al contenido de la demanda, la contestación, la pieza documental obrante en autos y el acuerdo al que finalmente han llegado las partes», la suma más ajustada es de 5.000 euros. Por eso, apunta que «resulta acertada para valorar el daño moral sufrido por Don Jaime Esaín Escobar», la sentencia del Juzgado de Mercantil 2 de Zaragoza.

El autor que era coordinador

El coronel que fue denunciado no era el autor de la obra sino que su encomienda era ser el coordinador oficial del libro ‘La Capitanía General de Aragón (1711-2011)’. Pero el general apuntó en la demanda que aún así, el denunciado «figuró sorprendentemente como autor único (no como coordinador) nada menos que de cuatro de los ocho capítulos».

Aunque el general dio la «autorización para usar el texto como creyera oportuno» para el libro oficial, entendió que ese permiso no incluía que el coordinador incluyera su firma propia. El coronel llegó a reconocer luego que «era incompetente en temas histórico-artísticos» y «nunca publicó antes ningún trabajo histórico-artístico».

Etiquetas
Comentarios