Despliega el menú
Aragón

Rita Monreal: "Creo que si supiésemos delegar más, crecería el número de emprendedoras"

Premio Joven Empresario de Aragón 2018, el primero que se da a una mujer. En 2015, con 29 años, fundó su propia compañía de trabajo temporal, Verker RRHH, que tiene 6 empleados y gestiona 450 nóminas al mes.

Rita Monreal, CEO de Verker Recursos Humanos, en las instalaciones de su empresa.
Rita Monreal, CEO de Verker Recursos Humanos, en las instalaciones de su empresa.
Oliver Duch

Usted llegó a Zaragoza para estudiar.

Sí, nací en Ribaforada (Navarra), y vine a la universidad porque quería estudiar Psicopedagogía, pero me quedé sin plaza y, por no perder el curso, me matriculé en Estudios Sociales. Hasta entonces ni sabía lo que era el mundo de los Recursos Humanos, pero lo conocí y me enamoré.

A los 21 años acabó la carrera y empezó a trabajar.

Sí, en el Banco Santander, vendiendo tarjetas. De ahí, pasé a oficinas y me ofrecieron entrar, pero no me veía en ese trabajo. Mis padres no lo entendían, para ellos un puesto en un banco era tranquilidad y seguridad.

Pero usted tenía clara su vocación.

Me gusta el contacto con la gente, ayudarles a encontrar trabajo y asesorarles. Empecé las prácticas en la delegación en Zaragoza de un ETT multinacional, luego me hicieron contrato y, seis meses después, pasé a ser responsable de los técnicos de selección. En 2008 consiguió varias contratas de la Expo y me nombraron directora de ese área. No me dio ningún miedo, pero la compañía fue absorbida por otra multinacional que cerró la oficina. Yo no quería dejar Zaragoza. Me llamó un ‘head hunter’ y en siete días me incorporé a una empresa gallega, para llevar la delegación de aquí. Era noviembre de 2008, una mala época, y la empresa estaba en crisis y, sin embargo, no dejamos de contratar. Durante cinco años pude trabajar de manera independiente, pero entonces nos vendieron a una empresa belga. Fue la única vez en mi vida que no iba contenta a trabajar, lo dejé y empecé a buscar otro sitio.

¿Qué respuesta encontró?

Me decían: «Es que eres muy joven». Tenía 26 años y buscaba trabajo como jefe de recursos humanos. El principal problema era la edad, pero también encontré hombres muy machistas que me preguntaban: «¿Cómo te metes en esto siendo mujer?» Al final decidí montar mi propia empresa, Verker RR.HH.

¿Ha encontrado más situaciones de discriminación?

Cuando estaba montando Verker, el funcionario de la subdelegación de Trabajo me dijo: «¿Ya podrás hacerlo con el chiquillo?», porque ya tenía a mi hijo Nicolás. En una ETT, para contratar a una persona me lo tiene que autorizar el Ministerio y ¿a quién tengo delante? A un funcionario, de edad, que es un hombre.

Ha recibido el Premio Jóvenes Empresarios; la primera vez, en los 12 años del galardón, que lo gana una mujer. ¿Qué pasa, no hay empresarias?

La mujer, en general, es emprendedora, porque nadie le enseña a ser madre, a llevar una casa.., pero lo hacemos y eso es un emprendimiento. Ocurre que, al final, eso mismo nos lleva a hacernos pequeñas, a pensar «yo sé hacer esto, no puedo hacer esto otro», y no nos ponemos en valor. Yo no iba a presentarme al premio. Fue mi contable el que me dijo: «Has empezado sola, con cero euros... y ahora pagas 450 nóminas al mes». En los premios había varias candidaturas de mujeres pero, entre los cuatro finalistas, yo era la única.

Usted que trata tanto el mercado laboral ¿por qué existe ese techo para la mujer?

Las mujeres estamos mejor preparadas, tenemos más estudios, pero cuando entrevisto a una para un empleo y le pregunto: «¿Cuánto quieres ganar, qué horario prefieres?, la respuesta es: «Lo que diga la empresa». Un hombre no se frena al pedir sus condiciones.

¿Qué debemos aprender todavía?

Nos iría mejor si fuésemos menos conformadas y si supiésemos delegar: en maridos, en parejas, en ayudantes o en personas que te hagan la limpieza en casa. Creo que si supiésemos delegar más habría muchas más mujeres emprendedoras.

Lea el resto de las entrevistas del especial 'Aragonesas de presente y futuro'.

Etiquetas
Comentarios