Despliega el menú
Aragón

Carreteras muy peligrosas

Cinco vías concentran el 41% de las muertes por accidente que ya se han registrado en Aragón en lo que va de 2018.

Accidente de tráfico en la A-124, cerca de Gurrea de Gállego (Huesca)
Accidente de tráfico en la A-124, cerca de Gurrea de Gállego (Huesca)
Oliver Duch

El número de víctimas mortales por accidentes en las carreteras se ha disparado en Aragón. Cinco vías acumulan el 41% de los fallecidos en accidentes que se han registrado en lo que va de 2018. Es preciso actuar sobre estas rutas para cortar esta hemorragia que siega vidas de forma tan estúpida como dolorosa.

Esta misma semana ha perdido la vida un joven de 28 años en un accidente que ha vestido de luto la comarca de las Cinco Villas. Con esta ya son 58 las personas que han muerto en las carreteras aragonesas en lo que va de año, el mismo número que en todo 2017. Los expertos sugieren que se debe incrementar la presión contra el alcohol, las drogas y el uso del móvil al volante. Además, hay que erradicar otras causas de los accidentes, desde los males estructurales (el mal estado de las carreteras y también el del parque de automóviles) a la notable caída en el interés de los conductores por cumplir las normas de velocidad y de respeto de las señales.

Varias causas explican, pues, este aumento de víctimas que ocurre en Aragón y no en la mayoría de las Comunidades autónomas. Sin embargo, un dato ofrece luz sobre esta alta siniestralidad: en tan solo cinco carreteras, de las cerca de 300 que discurren por Aragón, han muerto el 41% de todas las víctimas de tráfico registradas en la Comunidad: A-23, A-2, A-1503, N-II y N-232. Precisamente, estas dos carreteras nacionales de vía única son las que más vidas se han cobrado en los últimos años. Y son también las que acumulan desde hace demasiado tiempo muchas promesas incumplidas por parte de diferentes ministerios de uno y otro signo político. Urge una reflexión de las autoridades autonómicas y central sobre la necesidad de mejorar la red viaria para rebajar una cifra de accidentes inaceptable.

Etiquetas