Despliega el menú
Aragón

Maru Díaz se impone por solo 72 votos en las primarias de Podemos a la DGA

Será la candidata a la Presidencia de Aragón con el 49,6% de los votos. Niega que haya fractura y asegura que la lista está "bastante tejida" y dispuesta a plantar cara a la derecha.

Maru Díaz, con su equipo para las primarias de Podemos-Aragón a las Cortes.
Maru Díaz, con su equipo para las primarias de Podemos-Aragón a las Cortes.
Toni Galán

La portavoz de Podemos en las Cortes, Maru Díaz, será finalmente la candidata a la Presidencia de Aragón en las elecciones del próximo 26 de mayo, aunque su victoria ha sido muy ajustada. De hecho, logró el apoyo del 49,6% de los inscritos que votaron frente al 46,9% obtenido por Erika Sanz, 1.311 frente a 1.239. La diferencia se ha limitado a tan solo 72 votos.

La pírrica victoria no fue la única sorpresa de la primarias celebradas por la formación morada. La parlamentaria Erika Sanz, que también optaba a formar parte del cuerpo de la lista autonómica, no solo lo logró, sino que fue la segunda persona más votada y será la cabeza de lista por Huesca. A este mismo puesto se presentó la parlamentaria y alcaldesa de Murillo de Gállego, Marta de Santos, en la candidatura oficialista, la de Maru Díaz, pero tendrá que ir de dos.

La ganadora de las primarias concurrirá como número uno de Podemos por Zaragoza, mientras que su compañera de escaño y de candidatura Marta Prades encabezará la lista por Teruel.

Los 2.642 inscritos que han participado en las primarias también eligieron en paralelo a los integrantes de las listas autonómicas por Zaragoza, Huesca y Teruel. El más votado fue el secretario regional, Nacho Escartín, que acompañará de número dos por Zaragoza a Maru Díaz, ya que el líder del partido no quería dejar la secretaría regional, a lo que estaba obligado por estatutos de haber sido el candidato a la Presidencia de la Comunidad. Le siguen Erika Sanz e Itxaso Cabrera en número de apoyos, las parlamentarias que encabezaban la candidatura crítica a Díaz. Cabrera será a su vez número tres por Zaragoza.

De esta manera, las bases de Podemos impusieron una cierta forma de integración que fue imposible de alcanzar durante la elaboración de las candidaturas. De hecho, si se repitieran los resultados de 2015 y se obtuvieran los mismos 14 escaños, también repetiría por Zaragoza Román Sierra, igualmente crítico y adscrito a los anticapitalistas, y entraría José Luis Rodríguez, tercero de la candidatura crítica. El resto de integrantes serían del sector oficial, aunque Sierra podría quedar relegado porque la lista electoral será de confluencia y hay que incluir a candidatos de IU en puestos de salida.

Lo que también se constata es que podrían continuar nueve de los catorce diputados, ya que Violeta Barba y Amparo Bella formarán parte de la lista municipal de Zaragoza y otros tres han optado por retirarse de la primera línea: Héctor Vicente, Carlos Gamarra y Alfonso Clavería.

Pese al estrecho margen de victoria, tanto Escartín como Díaz negaron este martes en una comparecencia pública en la sede que se pueda hablar de un "partido fraccionado". "Esa interpretación yo no la comparto, porque las listas son muy variadas y no existe esa dicotomía de los partidos tradicionales", sostuvo el secretario regional.

La candidata a la DGA mostró su satisfacción por ganar unas primarias que, a su juicio, garantizan unas listas "bastante tejidas" entre las dos candidaturas y que le permitirá contar con un "solo equipo preparado y elegido por la gente" para "plantar cara" en las elecciones a la derecha. De hecho, se mostró convencida de que cuentan con opciones de "ganar" porque, dijo, "hay partido".

Una lista liderada por mujeres

Maru Díaz destacó el hecho de que las tres cabezas provinciales sean mujeres, al igual que la "pluralidad" que supone que repitan la mitad de los diputados y el resto vaya a ser gente nueva. No obstante, la última palabra dependerá de las negociaciones en marcha con IU y Equo para cerrar una lista de confluencia antes de que acabe el año, según explicó el secretario regional de Organización, Carlos Arroyos.

Por su parte, Erika Sanz valoró los resultados como un "empate técnico" y consideró que no se puede hablar de perdedores. "La participación refleja la apuesta por un Podemos fuerte y pasa por una organización plural en la que cabemos todos", dijo en un claro mensaje dirigido a la actual dirección de Nacho Escartín.

La diputada oscense no podía ocultar su satisfacción, ya que hace un año optó a la secretaría general y logró un 35% de respaldo y ahora, con un millar más de participantes en el proceso de primarias electorales, ha logrado un 46,9% y más del doble de apoyos que en 2017. Sanz subrayó que todos trabajarán con Maru Díaz "para ganar las elecciones y ser la alternativa al PSOE de Lambán".

Etiquetas
Comentarios