Despliega el menú
Aragón

Fuentes Claras echa cuentas y apuesta a futuro

Una fábrica de complementos automotrices, el sostenimiento del agro con nuevas generaciones y la actividad asociativa dibujan un presente esperanzador para este municipio del Jiloca.

El luthier José María Gil, en su taller de fuentes claras
El luthier José María Gil, en su taller de fuentes claras
Laura Uranga

El joven matrimonio formado por Clara Pérez y Eduardo Sanz vive en Fuentes Claras; el pasado mes de febrero dieron la bienvenida a Lucas, su primer hijo. Han residido en ciudad, pero un día decidieron que el pueblo era una mejor opción, y andan construyendo su proyecto vital en esta localidad de la comarca del Jiloca que se asienta sobre acuíferos y calentaba (aún ocurre en muchas viviendas) sus casas con un sistema subterráneo, las glorias, que mitiga igualmente la humedad. El pueblo tiene una referencia fabril como principal fuente de trabajo, y mantiene su escuela.

Fuentes Claras reclama para sí un hito histórico que tradicionalmente se ha atribuido a Calamocha; el récord nacional de temperatura más baja en núcleos habitados. Aquél treinta bajo cero medido en 1963 en el radiofaro VOR- Calamocha (situado en el término municipal de Fuentes Claras) sigue siendo la plusmarca negativo registrada en España.

Fuentes Claras

Más allá del agro, la principal actividad económica local la capitaliza SMP Automotive Technologies, factoría perteneciente al grupo indio Samvardhana Motherson, que emplea a 60 personas y fabrica plásticos para coches. También hay mucha gente del pueblo en el secadero Jamcal de Calamocha. En Fuentes Claras hay dos tiendas, dos bares, farmacia y una casa rural, La Gloria, más el Hostal de la Concordia. En patrimonio humano, además de Plácido Díez y José Antonio Pérez Cebrián, el pueblo presume de joteros ilustres como José Blas Rando, y también de José Antonio Lázaro, que acaba de ser nombrado presidente de la Federación de las Comunidades Aragonesas en el Exterior, institución que reúne a 45 centros españoles, uno en Andorra y otro en Toulouse.

Toda la familia de Clara (valga la redundancia) es de Fuentes Claras. "Mi familia materna emigró a mediados del siglo pasado a Cataluña por trabajo; se establecieron en Gerona. Mi madre volvió al pueblo ya para casarse, y yo nací en Fuentes Claras. Viví seis años en Bañón, aquí al lado, porque mi madre fue maestra allá; de hecho, fue la última en este pueblo antes de que cerrara la escuela. Luego hice la primaria en Fuentes Claras y el instituto en Monreal de Campo, donde daba clases mi madre. Hice la diplomatura en Enfermería en Zaragoza y me planteé quedarme allí para buscar trabajo en un hospital, pero surgió una oportunidad de empleo en la residencia de ancianos en Daroca y estuve allá seis años. Luego conocí al que hoy es mi marido, Eduardo, y trabajé unos meses en el Salud, pero en octubre del año pasado cogí la baja de maternidad y desde febrero tengo a Lucas. Pensamos en que sería mejor pasar el primer año centrada en él antes de pensar en volver a trabajar".

Después de conocer a Clara, Eduardo (su madre es del pueblo) pensó en dedicarse al campo, como su padre, y dejar un trabajo que le obligaba a viajar continuamente. Es ingeniero técnico agrícola y, al igual que su esposa, quiere una vida familiar en el pueblo, y no solo eso; aportan para que en Fuentes Claras sigan pasando cosas. Pertenecen a la agrupación deportiva Los Kuadrones, que este año recuperó la carrera de 10 kilómetros del pueblo y varió el recorrido de la prueba corta (3 kilómetros) para hacerlo más ameno. "Fue a finales de agosto y vino mucha gente de pueblos cercanos, así que esperamos seguir haciéndola, aunque exige más de lo que parece. También organizamos quedadas para hacer rutas en bici: tenemos incluso maillot propio", puntualiza Clara.

Fuentes Claras tiene varias asociaciones. La de amas de casa arman cursos de restauración y han organizado ahora un mercadillo a favor de Aspanoa; hacen fiesta el 29 de junio. También existe asociación de la tercera edad, y la gente de La Alborada organiza cine de verano, talleres, exposiciones... por su parte, la cofradía local data de 1674 y ensaya seis meses al año. La principal fiesta del pueblo es la de los Penitentes, el segundo domingo de mayo: una jornada de romería a Villalba de los Morales, barrio pedáneo de Caminreal. Allí se acude al Encuentro de los Santos en el Nombradero, donde se cita a todos los inscritos en la marcha y el Prior Mayor invita a chocolate a todos. Las patronales son el 8 de septiembre, en honor a la Virgen de los Navarros, y el día anterior se hace el canto de las Albadas.

José María Gil, el lutier que vierte su sabiduría en la red, llegó al pueblo buscando el frío

En varios titulares disponibles en Youtube, el lutier José María Gil vuelca su sabiduría acerca de este oficio artesano que ha ejercido durante años en Fuentes Claras. Ahora está jubilado, pero sigue haciendo cosas propias y vende sus libros sobre luthería en la red. Para los aficionados hay una web muy útil: hagomiguitarra.blogspot.com.

José María Gil y su pareja, Charo, viven en el barrio de El Santo de Fuentes Claras. José María se crió en Cadrete, pero es navarro, y llegó a Fuentes Claras tras un tiempo en Canarias. "Buscaba un lugar así para montar una escuela de lutería; a la madera le viene muy bien este clima, igual que al jamón –ríe– y aunque el plan original era ir a Bea, el azar me trajo finalmente aquí. Fue un tío mío el que me enseñó el oficio; he escrito dos libros, centrados sobre todo en construcción de guitarras, y preparo un tercero. Me encargaban instrumentos de todas partes, y tengo alumnos de medio mundo: algunos, como David en Castellón o Cristóbal en Huesca, han igualado o incluso superado al profesor. Ahora solamente reparo guitarras antiguas y remato cosas personales que tenía pendientes; hay algunas de más de 100 años que se pueden dejar nuevas del todo".

José María no ha trabajado para muchos artistas famosos, pero recuerda especialmente a dos: Antonio Casado, concertista de guitarra procedente de Madrid, y José Luis González Uriol, del que habla maravillas. "Toca múltiples instrumentos de teclado y es un gran estudioso: fundó los festivales de Música Antigua de Daroca.

Los imprescindibles

Pesqueras

Fuentes Claras está sobre un acuífero, y muchas casas del pueblo han aprovechado esa contingencia para construir pesqueras (pequeños pozos resultantes de canalizar riachuelos subterráneos) en los corrales.

Plácido Díez

Este experimentado periodista nacido en Fuentes Claras ha ocupado cargos de relevancia en diversos medios de prensa escrita y radio aragoneses, además de dirigir departamentos institucionales de comunicación.

José Antonio Pérez Cebrián

Nació en Fuentes Claras y desde 1992 es el director de la Caja Rural de Teruel. También es consejero en una veintena de empresas de todos los sectores. Es uno de lo 27 miembros del Consejo Económico y Social de Aragón.

- Ir al especial Aragón, pueblo a pueblo.


Etiquetas
Comentarios