Despliega el menú
Aragón

Los maestros que se reenganchan a las aulas crecen un 44% y este curso ya son 115

La red de docentes retirados que creó la DGA hace un año ofrece 49 actividades a los centros

Rafael Nogués, en el paseo de la Independencia de Zaragoza.
Rafael Nogués, en el paseo de la Independencia de Zaragoza.
Guillermo Mestre.

Seguir enganchado al aula de un centro educativo después de toda una vida como profesor es vocacional. Lo saben bien los 115 docentes jubilados que este curso participan en la Red de la Experiencia creada el año pasado por Educación de la DGA para aprovechar su experiencia y facilitar que puedan colaborar de manera gratuita y regulada en los colegios e institutos. El número de maestros que se han inscrito en el programa ha crecido un 44%, pasando de 80 a 115. según datos de Educación.

Los docentes tienen la posibilidad de colaborar en un sitio concreto (muchos quieren seguir vinculados al sitio en el que han trabajado), entrar a formar parte de la red y estar así abiertos a acudir dónde se lo soliciten o sumarse a ambas modalidades. Ofrecen 49 actividades formativas. Hay sesiones sobre educación musical, arqueología, astronomía, mujer e igualdad, economía solidaria, cuentacuentos, ciencia ficción, educación sexual o teatro.

Las actividades o proyectos en los que toman parte no tienen carácter remunerado ni confieren derecho a ocupar puestos de trabajo. Cuando implican una relación directa con el alumnado en el horario lectivo, siempre la llevan a cabo bajo la responsabilidad del profesor titular. En ningún caso su participación supone una merma en la atribución de los recursos humanos a cada centro.

Tras la finalización del programa el curso pasado, la DGA organizó una jornada de encuentro con todos los participantes que fue muy bien valorada por los docentes. De hecho, la gran mayoría de ellos repiten en esta edición.

"Me gusta la docencia, pero hay dejar paso a los más jóvenes"

Tras 33 años como docente, 31 de ellos en el instituto Pablo Serrano como profesor de Administración de Empresas en Formación Profesional, Rafael Nogués se jubiló a finales del curso 2015-2016. "Me gusta la docencia, pero por razones personales me venía bien retirarme y también es una forma de dejar paso a los jóvenes, que falta hace", cuenta. El curso pasado prefirió tomárselo con calma y este se ha lanzado.

Su compromiso e inquietudes personales desde hace dos décadas con la economía solidaria los lleva ahora a las aulas con conferencias y un juego en el que pretende que los jóvenes "tomen conciencia sobre las consecuencias del actual modelo económico" y desarrollen un espíritu crítico "conociendo alternativas como las finanzas éticas y la producción sostenible".

Sin exámenes de por medio, está "muy satisfecho" con alguna experiencia que ya ha tenido con algunos de 3º y 4º de secundaria que tienen asignaturas relacionadas con la economía y el mundo de la empresa. "Los estudiantes están muy expectantes cuando les planteo el juego sobre el tablero en el que unos son bancos que ofrecen una serie de productos y otros familias que toman decisiones de inversión", explica.

Etiquetas
Comentarios