Despliega el menú
Aragón

Fernando Gimeno salva del cierre contable el pago de los 6,3 millones de ayudas por las riadas del Ebro

El consejero de Hacienda pide que se sigan tramitando este año a través del Fondo de Contingencia por su carácter extraordinario.

Fernando Gimeno, este jueves en las Cortes.
Fernando Gimeno, este jueves en las Cortes.
Cortes de Aragón

El pago de 6,3 millones de euros en ayudas por los daños que causó en las explotaciones agrarias el desbordamiento del Ebro en abril se librará del cierre del ejercicio presupuestario que entró en vigor el 11 de octubre. El consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, Fernando Gimeno, ha solicitado que se haga una excepción en la tramitación de estas aportaciones extraordinarias que se pagan a través del Fondo de Contingencia.

La prolija tramitación que exige la concesión de las ayudas ha condicionado su liquidación. En la solicitud se argumenta que la orden para convocarlas se dictó el pasado 12 de junio, y que era necesario habilitar procedimientos y programas informáticos en los que la base de datos para fijar el cálculo dependía de la visita a las explotaciones afectadas (más de 10.000 parcelas) y de las valoraciones de Agroseguro.

Como la última información se incluyó el 16 de octubre, el proceso y cálculo de la ayuda a mediados de noviembre aún no estaba finalizado.

La orden dictada el 14 de noviembre por Gimeno, en la que se acuerda tramitar expedientes alterando el programa de cierre contable, incluye varias actuaciones del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad. Entre ellas, también figuran las subvenciones a entidades locales para mejorar la depuración de aguas residuales en la Comunidad que gestiona el Instituto Aragonés del Agua por un importe de 2,3 millones de euros.

La convocatoria de las ayudas se publicó el 28 de junio, y en ella se previó la concesión de anticipos a los beneficiarios, en una "convocatoria que se está a punto de resolver". En este caso, como el cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria establece que no pueda exceptuarse la limitación temporal en la concesión de anticipos de subvenciones con cargo a 2018, se admite que una vez concedidas las subvenciones y estando comprometido el gasto puedan tramitarse los anticipos con cargo a los créditos correspondientes a 2019. Se adopta esta misma fórmula para las subvenciones a entidades locales para impulsar actuaciones relativas a la mejora del agua potable por importe de 600.000 euros.

La tramitación de las subvenciones a cargo del Fondo de Inversiones de Teruel 2018 dirigidas a entidades locales para impulsar actuaciones relativas al ciclo urbano del agua en la provincia de Teruel, por importe de 800.000 euros, finalizará el 28 de diciembre. No es necesario declarar su "carácter excepcional", pues ya se contempla para "expedientes de gasto financiados total o parcialmente con fondos finalistas".

Otro de los expedientes que va a sortear el cierre contable es el que hace referencia a la resolución del contrato de concesión de la redacción de proyectos, construcción y explotación de las infraestructuras necesarias para la depuración de aguas residuales en el Pirineo en la zona P-2, río Gállego. El saldo neto de la resolución es favorable a la Administración en 4.634 euros, pues contempla, como derechos a favor del Instituto Aragonés del Agua (IAA), 851.104 euros como indemnización por daños y perjuicios, y fija la obligación del IAA respecto a la Sociedad Concesionaria de Aguas Residuales del Pirineo en 846.479 euros (203.122 euros por las expropiaciones y 643.357 euros por los proyectos técnicos redactados).

Desarrollo Rural también planteó que se exceptuara del cierre contable la convocatoria de subvenciones para inversiones en materia de creación de regadíos por un importe máximo de 600.000 euros. La Consejería argumentó que la complejidad de tramitación de la convocatoria, con documentos plurianuales a 25 años y requisitos de fiscalización previa, imposibilitarían la puesta en marcha de este régimen subvencional que ha sido "una apuesta estratégica" a la hora de abordar un problema crónico de la Administración como es el "desarrollo de competencias plenarias en el fomento de proyectos de creación de regadíos". También se autoriza la excepción por su "neutralidad" en el impacto presupuestario.

Depuradoras del Pirineo

El convenio que firmó la DGA con el Estado en 2008, prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2019, le obliga aún a construir las depuradoras declaradas de interés general en el Pirineo, unas 300, de las que solo se han ejecutado 20. Como la tramitación es compleja, Hacienda ha admitido que se amplíe el plazo de tres expedientes hasta el 15 de diciembre porque "no tiene incidencia sobre la estabilidad presupuestaria de 2018".

Uno de ellos hace referencia a la tramitación de ajustes de anualidades futuras de concesiones de obra pública como consecuencia de revisiones de precios y de resolución de contratos. También se admite que Desarrollo Rural siga trabajando en la tramitación anticipada de varias estaciones depuradoras del ámbito pirenaico y en las de las subvenciones a entidades locales para la construcción de pequeñas instalaciones.

Etiquetas
Comentarios