Despliega el menú
Aragón

La agricultura ecológica se dispara en Aragón y ya roza los 1.000 operadores

Durante este año 2018, ha crecido casi un 10% en Aragón, principalmente por el auge del sector de producto fresco, pero también del olivar y del vinícola.

Imagen de archivo de un huerto ecológico
Imagen de archivo de un huerto ecológico
Heraldo

El número de personas dedicadas a la agricultura ‘eco’ en Aragón ha crecido exponencialmente en el último año. Concretamente, en la Comunidad hay 943 operadores, un 10% más que en el ejercicio anterior, cuando la cifra se quedaba en 862, según los datos facilitados por el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica (CAAE). Y no es de extrañar, ya que el consumo de productos ecológicos aumenta 18 veces más que el no ‘eco’, según un informe de Ecovalia.

La moda por lo saludable ha provocado que agricultores y empresas hayan visto un nicho de mercado en este método de producción que es responsable con el medio ambiente. “Este tipo de alimentos tienen un valor añadido y es por eso cada vez más personas se acogen a él”, explica José Miguel Sanz, presidente de CAAE. “Los factores que influyen son variados. El respeto hacia la tierra es uno de ellos, ya que en los últimos años cada vez más agricultores han tomado conciencia. Pero, también el hecho de querer ofrecer un producto de máxima calidad, diferenciador y que tiene un mayor reconocimiento en el mercado interviene en la toma de decisión”.

De esta forma, los sectores que elaboran producto fresco, como verduras y hortalizas,  y los que se dedican a producir vino y aceite de oliva son los que lideran este auge, al contrario de como había ocurrido tradicionalmente, cuando el cereal, el cultivo predominante en Aragón, era el que capitaneaba el crecimiento. “El valor añadido de vender en mercados de kilómetro 0 y tiendas especializadas que estiman el producto ha provocado que estos alimentos ‘eco’ sean los que más atraigan al consumidor y, por tanto, al agricultor”, atestigua José Miguel Sanz.

Por este motivo, no extraña la decisión de la cooperativa San Nicolás de Tolentino. Situada en la localidad zaragozana de Almonacid de la Sierra, la explotación, de 317 hectáreas, anunció que a partir de 2019 producirá vino ecológico, concretamente espera vendimiar alrededor de 1,5 millones de kilos de uva.

Pero no es la única, ni el único sector que crece. Numerosas almazaras han apostado por la producción ecológica, y es que como añade el presidente de CAAE: “Los productos que no necesitan una transformación presentan un mayor atractivo para los agricultores, por la posibilidad de venta a mercados de proximidad”.

Aun así en los últimos años las empresas del sector elaborador se están acercando a estos productos. “Están notando que los consumidores lo demandan y muchas compañías están decidiendo apostar por lo ‘eco’”, apunta  José Miguel Sanz. Y es que es imprescindible que esta industria se desarrolle para que el cultivo ecológico termine de despegar. “La comercialización sigue siendo un problema, a veces, sobre todo en las explotaciones medianas (en las pequeñas se destina a mercados y tiendas especializadas), se produce sin saber dónde se venderá el producto. A pesar de ello, estamos mejorando y, cada vez más, los productores se están abriendo mercado y preparan el destino de sus cultivos, ya no sucede lo que ocurrió hace dos años, cuando parte del cereal producido no encontraba salida”.

Etiquetas
Comentarios