Despliega el menú
Aragón

Gastón pide entre críticas "unidad" contra el cierre de la térmica de Andorra

PP, Podemos y Ciudadanos rechazan que solo se quiera culpar a la eléctrica, que mañana presenta su plan en Madrid

Los grupos parlamentarios de las Cortes han evidenciado este martes su falta de acuerdo al tratar de aprobar por unanimidad una declaración de rechazo a la decisión de Endesa de cerrar la térmica de Andorra en 2020 y de "apoyo y solidaridad" con los trabajadores.

El objetivo no era otro que presionar a la eléctrica, que mañana presenta su nuevo plan estratégico en Madrid, pero la propuesta, lanzada por la consejera de Economía, Marta Gastón

–que podría reunirse esta misma semana con el secretario de Estado de Energía para buscar alternativas al ‘cerrojazo’ al carbón–, no ha despertado el consenso esperado.

PP, Podemos y Ciudadanos han rechazado que se quisiera culpabilizar únicamente a Endesa, ya que, según han defendido, "ha habido una mala gestión por parte de los gobiernos de España y de Aragón". La portavoz popular, Mar Vaquero, considera que "ha habido un modelo energético propiciado por el Ejecutivo central que ha acelerado esta decisión". Para Maru Díaz (Podemos), "es necesario decir las cosas claras". "Primero a la empresa por irse del territorio sin invertir en él y segundo, a unos gobiernos que lo han apostado todo a una carta. No ha habido ‘plan B’ pese a que la DGA tenía dinero en sus presupuestos para buscar alternativas", ha dicho.

Para Susana Gaspar, de Cs, la reunión convocada por la consejera solo pretendía "buscar excusas". "Tenemos la sensación de que ha habido una absoluta dejación de funciones por parte de las administraciones", ha subrayado.

El problema, ha destacado Arturo Aliaga, presidente del PAR, es que "no se ha producido la reunión de las reuniones entre el Gobierno de España, el de Aragón y Endesa". "Ribera tiene capacidad, con un marco regulatorio estable, de exigir un cierre ordenado", ha aseverado.

Los grupos volverán a reunirse mañana en busca de un texto en el que todos se sientan cómodos. "Vamos a poner toda la carne en el asador para llegar a un acuerdo", ha prometido el portavoz socialista, Javier Sada. El de CHA, Gregorio Briz, ha instado al resto a "saltarse las estrategias electorales y los réditos políticos" y ha advertido de que la decisión de Endesa podría obedecer a "una medida de presión para obtener beneficios de España".

Patricia Luquin, de IU, ha recordado que la eléctrica es "una empresa privatizada" y que la presión debe ir ahora hacia ella. "Ya tendremos tiempo de hablar de los distintos gobiernos", ha expuesto.

Por su parte, el consejero delegado de Enel, Francisco Starace, ha asegurado en Milán en una conferencia con analistas en la que se ha presentado el nuevo plan estratégico 2019-2021 del grupo que las centrales térmicas de Andorra y de Compostilla, en León, solo funcionaban "porque tenían subvenciones" y que sin ellas "no hay razón para que sigan operando". Esta, según ha recalcado, es una de las razones por las que se ha acelerado el desarrollo de renovables.

Etiquetas
Comentarios