Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

La ruta por las hoces del río Piedra, a vista de dron

Junto a la localidad de Aldehuela de Liestos, en la comarca de Campo de Daroca, el desfiladero creado por el río Piedra es un descubrimiento que sorprende por su vegetación y singular paisaje, y que puede recorrerse en un ruta apta para todos los públicos.

Panorámica de las Hoces del río Piedra, en Torralba de los Frailes.
Panorámica de las Hoces del río Piedra, en Torralba de los Frailes.
Javier Romeo

Desde la pequeña localidad de Aldehuela de Liestossale un recorrido señalizado que nos llevará, en ruta circular hasta las hoces del río Piedra, un singular paraje creado por la erosión de las rocas originada por el paso de las aguas a lo largo de los años y que ofrece a caminante un paisaje de escarpadas rocas, umbrías y espesas vegetaciones. Las paredes rocosas son usadas por las aves rupícolas para colocar sus nidos, y así será posible ver rapaces en vuelo durante nuestro paseo. 

Aldehuela de Liestos, en el confín más occidental de la comarca de Campo de Daroca, es un pequeño municipio en el que destaca también su iglesia parroquial, con un cuadro de Santa Bárbara atribuido a Francisco Bayeu, y la cueva de El Romeral, una gruta iluminada, con estalactitas y estalagmitas, que se encuentra 1 km de la localidad. El nacimiento del Piedra se encuentra muy cerca y con frecuencia la cabecera se encuentra con el cauce seco, por lo que permite recorrerlo sin problemas.

La ruta forma parte del Sendero Turístico GR 24 y está descrita en el panel informativo a la entrada del pueblo como Ruta de las Hoces. Desde este panel comenzaremos la ruta por pista agrícola hasta alcanzar una zona de aparcamiento en una pequeña área de descanso situada junto al río Piedra, y que enmarcan dos ejemplares notables de chopo cabecero.

Allí comienza la senda, ya a pie, que nos llevará remontando el cauce del río Piedra, hasta la Puerta de la Hoz. Un atril explicativo nos introduce en el paisaje que vamos a recorrer. Se cruza el cauce y se pasa por el Pozo del Muchacho, situado en uno de los meandros del Piedra. Tras volver a cruzar el río, se llega a un cruce de senderos donde da inicio el tramo circular de la ruta. Continuando por el fondo del barranco, encontraremos un poco más adelante otro panel informativo y de nuevo cruzaremos el cauce. Seguiremos por la margen derecha hasta llegar a la bifurcación del GR 24.

Dejaremos a la izquierda el desvío del GR 24 por Peña Rubia, y seguiremos por un tramo llano hasta la zona de descanso de  la Cueva del Asno. Continuaremos hacia el laberinto rocoso de Peñas Caídas, de donde se continúa en ascenso por una pequeña canal hasta un promontorio desde el que se desciende, hasta llegar al lecho del río, por donde marcharemos hasta recuperar la traza del sendero que discurre por la margen derecha. El paso por una carrasca solitaria marca el inicio de un tramo en el que el sendero corta varias veces el cauce y el valle se constriñe entre las paredes, es el Paso del Angostillo. Al final de éste, el sendero sale a la margen izquierda y enseguida llega a una bifurcación del GR 24.

La rutaabandona el fondo de las hoces para tomar, en suave ascenso, la Senda del Mirador, dejando al frente la impresionante pared Peña de los Buitres. Este tramo del recorrido, mucho más aéreo y con buenas vistas sobre el tramo fluvial ya recorrido, conduce al Mirador de las Hoces.

Desde el mirador acondicionado, se retorna al camino principal que sigue llaneando hasta alcanzar un collado por donde desciende por camino de herradura y con buenas vistas de la Puerta de la Hoz. Una zona de descanso en una antigua carbonera, a la salida de una mancha de carrascal, avisa de la llegada al cruce del Pozo del Sombrerillo, donde finaliza el tramo circular de la ruta y desde donde se regresa a Aldehuela de Liestospor el mismo camino que a la ida.

En total, 10 km de recorrido con un desnivel positivo y negativo de 100 m y una duración aproximada de 2 h 45 min.

Más noticias en Unpaisdemontañas. 

Etiquetas
Comentarios