Despliega el menú
Aragón

La CTP se convierte en un 'lobby' para lograr fondos europeos para sus proyectos

Javier Lambán destaca que se abre una nueva etapa en la negociación con la UE y espera que contribuya a recibir los apoyos necesarios para reabrir el Canfranc.

Los representantes de las seis regiones de España, Francia y Andorra, ayer en el Pignatelli.
Los representantes de las seis regiones de España, Francia y Andorra, ayer en el Pignatelli.
O. Duch

La Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP) aprobó este martes una estrategia para superar su actual tarea de gestión de fondos y convertirse en un auténtico ‘lobby’ para lograr financiación europea y ser un "interlocutor" de la UE.

Ello supondrá recuperar "un rango más político", similar a cuando se creó la CTP hace 35 años. De esta manera, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, resumió el XXXVI plenario de la CTP, celebrado este martes en Zaragoza, al que acudieron representantes de Andorra y de las regiones de País Vasco, Navarra, Cataluña, Nueva Aquitania y Occitania, junto a Aragón, que ejerce la presidencia desde hace un año y la trasladará a Cataluña en 2019.

Lambán destacó que lo más relevante del consejo plenario fue la aprobación de la Estrategia Pirenaica, inmersa en la declaración de los presidentes "porque supone que la CTP empieza una nueva etapa en su vida". Una etapa en la que se le dota de una planificación, una estrategia y unos objetivos, más allá de la gestión de los fondos europeos, para adoptar acuerdos "que pueden ser muy relevantes".

La Estrategia Pirenaica se centrará en retos como la adaptación al cambio climático; la promoción de iniciativas y atractivo del territorio; y la movilidad, conectividad y accesibilidad. El presidente aragonés destacó que la CTP responde a la situación de la UE porque empieza a negociar el "marco financiero para los próximos años". Aun así, cree que tendrá que asumirlo Cataluña porque no se aprobará hasta las elecciones europeas de mayo de 2019.

En este sentido, Lambán defendió que el Gobierno de Aragón y Nueva Aquitania han actuado como ‘lobby’ ante sus propios Gobiernos y la UE para la reapertura del Canfranc, que ha financiado el 50% de los proyectos para 2020. El presidente aragonés no tiene dudas de la "irreversibilidad" de este proyecto ferroviario, así como del apoyo de los dos Estados y los presidentes Pedro Sánchez y Emmanuel Macron.

Por su parte, el consejero de Nueva Aquitania, Mathieu Bergé,  incidió en que el presidente Alain Rousset estaba este martes negociando con el gobierno de Macron para la financiación estatal de la línea ferroviaria regional Pau-Canfranc.

Etiquetas
Comentarios